¡Comparte en tus redes!

El porno... y sus beneficios

alessia_di_bariHace poco, platicando con un amigo, me preguntaba si yo creía que el porno...

1)nos gustaba a las mujeres y

2) hacía daño.

Como es costumbre, a lo largo de la plática se fue integrando más gente de los alrededores y surgieron muchas más preguntas acerca del porno. No me gustaría decirte todo lo que puede causar –porque probablemente ya lo sabes-, pero hoy sí te voy a decir ¡todo lo que nos puede dar como beneficio!

  1. Es un lugar seguro –y sin prejuicios morales- para aprender. Puedes sacar ideas, probarlas primero contigo y luego proponérselas a tu pareja… pueden ser fuente de inspiración.
  2. El porno y la vida real no están forzosamente vinculados… por eso es ideal para echar a volar la imaginación. Igual y descubres que te gusta mucho la idea de tener un trío, ¡pero sólo como fantasía! Sólo estás abriendo una puerta más de tu sexualidad… que probablemente no conocías.
  3. ¡Adiós inhibiciones! Hay todo tipo de porno, unos más reales que otros… hay casero y profesional. Ver a gente como tu dándole vuelo a la hilacha sin ningún tipo de inhibición te puede apoyar a animarte y hacer lo mismo. Si ellos pueden ¿por qué tu no?
  4. ¡Genitales a la vista! Ya sea que conozcas tus genitales –o no-, después de ver varias, seguro que les empiezas a perder el miedo. Vas a ver tantas formas, tamaños, texturas, colores… que ya no pensarás “mal” de los tuyos. Si no estás muy cómoda(o) con tus genitales… ¡tal vez sea hora de que veas más y te des cuenta que el tuyo es perfectamente normal!
  5. ¡Arriba los gritos! Si bien es cierto que la gran mayoría de las personas no gemimos en ese volumen, también es cierto que escucharte a ti misma y/o a tu pareja te puede ayudar a excitarte aún más
  6. Se vale probar. Si bien el porno no igual a la vida real… seguro habrá posiciones que llamarán tu atención… ¡inténtalas un día! Lo único que puede pasar –en el peor de los casos- es que tu pareja y tu, mueran de la risa mientras lo intentan.
  7. Aprende lo bueno. Si en las pelis, todos piden lo que quieren ¿por qué tu no? Se vale decir “más rápido”, “más fuerte”, “ahí no”, “¿y si probamos esto?” etc.
  8. ¡Juega! En el porno, casi siempre nos presentan personajes de fantasía. La niña buena e inocente que es corrompida por el hombre “perverso” o viceversa. ¿Qué puedes perder? Crea tu escenario y juega a ser alguien diferente.
  9. ¡Gracias por la info! En muchos videos porno vas a encontrar juguetes sexuales y cómo se usan. Los puedes probar en la comodidad de tu casa.
  10. ¿Quién dijo que ser soltero(a) es aburrido? Tu vida sexual no tiene porque ser aburrida, sólo porque –por el momento- no tengas pareja. El material porno puede ser de gran ayuda., hay de todo tipo y para todos los gustos.

 

¿Ves? No hay por qué satanizar al porno. Su objetivo no es educar, es entretener… si lo vemos desde esa óptica, podemos sacarle más provecho y tomar lo que sí funciona y dejar a una lado lo que estorba. Porque sí, hay que decirlo el porno NO es la vida real… es como ver una telenovela y creer que así funciona el mundo; en la vida real la chica pobre y virgen no se queda con el galán multimillonario y después de una serie de vicisitudes, son felices para siempre. Lo mismo ocurre con la pornografía, en la vida real, el pizzero no llega y tu estás lista para desnudarte y venirte en menos de 5 minutos, con 3 besos, 2 embestidas y una nalgada… pero ¡sí que puede ser muy divertido imaginártelo y fantasear con eso!

 

Alessia Di Bari