¡Comparte en tus redes!

El secreto de la lactancia masculina

Sabemos que la leche materna es el mejor alimento para los bebés, durante sus primeros meses de vida; ya que fomenta su desarrollo cognitivo y sensorial, además de que los protege de enfermedades infecciosas y crónicas. Pero… ¿sabías que los hombres también pueden lactar?

Tal cual lo lees. Los hombres son capaces de producir leche y hasta de amamantar a sus hijos. Por supuesto, este escenario no es muy común y se requieren algunas alteraciones hormonales para que se presente.

Antes que nada, debes tener presente que el tejido mamario, tanto de hombres como de mujeres, contiene unas cavidades huecas, llamadas alvéolos, las cuales están conectadas con las células que segregan leche. Sin embargo, éstas sólo lactan cuando aumentan los niveles de prolactina, una hormona de la glándula pituitaria.lactancia

Durante y después del embarazo, los niveles de prolactina de las mujeres se elevan casi 10 veces, por lo que su cuerpo se prepara para amamantar a su hijo. En determinadas circunstancias, el cuerpo masculino alcanza esa concentración de prolactina y permite la secreción de leche.

El ejemplo más claro de lactancia masculina se presentó al término de la Segunda Guerra Mundial, en los sobrevivientes de los campos de concentración. Tras haber pasado hambre durante varios meses, estos hombres recibieron una nutrición adecuada, la cual permitió que sus glándulas se recuperaran más rápido que el hígado (órgano que metaboliza las hormonas), favoreciendo la sobreproducción de prolactina.

Este fenómeno se repite en los hombres con cirrosis hepática, pues este padecimiento interrumpe la metabolización de hormonas. No obstante, la lactancia masculina también se presenta en varones con enfermedades que afectan la glándula pituitaria y el hipotálamo (el cual normalmente inhibe la producción de prolactina).

Además, se sabe que la exposición a estrógenos o progesterona, así como el uso de ciertos tranquilizantes, antipsicóticos, antihipertensivos, controladores del reflujo gastroesofágico y del vómito y algunos medicamentos para tratar el cáncer de la próstata, pueden elevar los niveles de prolactina.

Tal vez creas que los hombres producen cantidades mínimas de leche, por lo que son incapaces de alimentar a un bebé; sin embargo, se han documentado casos de padres que amamantaron a sus hijos recién nacidos, al morir la madre.

En 2002, se conoció el caso de un hombre en Sri Lanka que perdió a su mujer durante un parto, y que, ante la desesperación de ver que su hija rechazaba la leche artificial, le ofreció su pecho y la amamantó. Debido a ello, se sabe que la estimulación de las glándulas mamarías eleva la producción de prolactina, y favorece la secreción de leche.

La lactancia masculina también se ha observado en algunos animales, como los gatos, cabras y cuyos; sin embargo, este fenómeno es más común entre los murciélagos de fruta Dayak  (Dyacopterus spadiceus), ya que cuentan con pechos desarrollados y pueden producir espontáneamente leche.

¿Conoces algún caso de lactancia masculina?