¡Comparte en tus redes!

El sexo y el futbol

Manolo_fernandezLevanten la mano todos aquellos que cuando eran pubertos escucharon esa frase contundente y llena de clase… “no te toques que se te gasta”, sí, eso que te decían cada vez que se te ocurría rascarte o simplemente acomodarte la “entrepierna”, y aunque reconozco que algunas veces los hombres abusamos de ese “acomodo” (muy pocas veces la verdad), ese no es el punto de esta discusión.

El tema es que a lo largo de la vida se ha comprobado que el hecho de que “tocarte” o “utilizar” constantemente todo aquello que la vida te regaló no tiene relación con el hecho de tamaños o grosores (lo siento amigo, el tamaño de tu compañerín no es por lo mucho que jugaste con él), y aunque no lo crean también hay quienes piensan que cuando te masturbas o tienes relaciones sexuales bajas de peso, si bien quemas entre 25 y 150 calorías cada que eyaculas, dependiendo de duración e intensidad, es un mito que adelgaces a pura masturbada (perdón por mi francés).

Al punto que quiero llegar es que durante mucho tiempo ha existido un debate acerca de la actividad sexual que pueden o no tener los futbolistas cuando están en competencia, o si los entrenadores deben o no permitir que las tengan en las concentraciones, para los que no sepan en muchos equipos del mundo se acostumbra que los futbolistas se reúnan y estén juntos desde un día antes del juego para evitar cualquier contratiempo y en competencias más grandes como un mundial, los jugadores se encuentran concentrados semanas enteras previo y durante la competición. (ojo, no estoy diciendo que las relaciones las tengan entre ellos)

Las opiniones han sido tan contrastantes como los colores de los zapatos en un campo de futbol; hay quienes están a favor de la abstinencia como nuestro Miguel “El Piojo” Herrera que durante el mundial de Brasil 2014 no permitió que sus pupilos tuvieran ninguna relación sexual, e incluso dijo que si un futbolista no puede abstenerse por 20 días o un mes, no merece ser llamado “futbolista profesional”, y agregó que “40 días de abstinencia no le hacen daño a nadie” (que poca… consideración).

Por su parte el ex técnico de Nigeria Christian Chukwu, también estaba en contra, ya que según su punto de vista, además del aspecto físico, las relaciones sexuales tienen un “componente espiritual” que puede alterar el equilibrio de los jugadores (namaste). Hubo otros con recomendaciones digamos mas originales, como el entrenador de Bosnia-Herzegovina, que propuso a sus jugadores que encontraran “otra solución”, (si, justo esa que pensaste, la que no adelgaza ni desgasta).

Pero el que sin duda alguna le dio color a la polémica en el mundial de Brasil, fue justamente el entrenador local, Luiz Felipe Scolari que comentó que la actividad sexual de los jugadores en un Mundial es normal, pero que por favor “lo normal es lo normal y que no debe hacerse allá arriba, en el techo”. Añadió que el sexo “normal” debe hacerse de una manera tranquila y equilibrada y que los estilos “malabaristas y acróbatas” pueden ser peligrosos… Sabes que, #Tumuybien, así además de tener a los jugadores tranquilos y relajados, se evita una lesión con un “salto del ropero” o algo así. Solo espero que en este caso además del sexo, hayan permitido a los Brasileños meter a las concentraciones a sus esposas, si no ahí les encargo el relajo… “¡Mi amor, te juro que el entrenador me dejó tener sexo, pero jamás especificó con quién!” (¿Ok no… o sí?)

Si nos vamos estrictamente a lo que dice la ciencia, en 1995 Tommy Boone, fisiólogo de la Universidad de Minnesota hizo un estudio donde 11 voluntarios fueron sometidos a diferentes pruebas físicas, a algunos se les había permitido tener relaciones sexuales 12 horas antes y a otros no, y al final el estudio arrojó que no había ninguna diferencia significativa en el rendimiento físico entre ambos grupos.

Y es que como ya se los comenté es muy poca la cantidad de calorías que se consumen durante una relación sexual (aunque sea la mejor faena de tu vida), y más si lo comparamos con la cantidad de energía que se consume en un partido de futbol a nivel profesional, y hay testimonio de muchos de los llamados “grandes” del futbol como Pelé que confesó que nunca suspendió las relaciones sexuales con su esposa en la víspera de un partido

En resumen este es un debate en el que poco importa si afecta o no. Aquí se aplicará lo que cada entrenador decida y considere mejor, desde mi punto de vista esto va más por un tema de distracciones y descuidos que desafortunadamente muchos futbolistas profesionales llegan a tener en vísperas de algún compromiso importante.

Así que si no eres atleta de alto rendimiento, y no estás con un mundial o juegos olímpicos a la vuelta de la esquina, adelante, puedes tener relaciones con toda tranquilidad antes de llegar a tu oficina, te prometo que eso no va a afectar y que las copias las vas a sacar derechitas. Ojo, esto no quiere decir que las relaciones sean con Martita la de las copias.

Manolo Fernández