¡Comparte en tus redes!

El tiempo es un regalo

Martha Sánchez Navarro¡El tiempo es un regalazo y cada quien puede hacer lo que quiera con él! Acaba de ser mi cumpleaños y me quedé pensando en el enorme regalo que es el tiempo. Yo soy de esas personas que le encanta cumplir años, me emociona ver, todos los sueños y metas que alcancé en ese tiempo, las cosas que aprendí, las personas que conocí, los lugares que visité, etc.

Me sorprende la gente que se deprima por llegar a los treinta y ni hablar de cuando tienen cuarenta! Pienso que el tiempo es una ilusión, como una gran almacén, donde vamos guardando vivencias. Entre más tengamos, más rica será nuestra vida. Gracias a que ahora vivimos más tiempo y estamos mejor, también he escuchado que los 40's son los nuevos 30's, los 30's los nuevos 20's, y yo pienso ¿los de 20 querrán pensar que son sus nuevos 10? Jaja.

Cuando somos chicos queremos ser grandes, nos urge tener más años y cuando somos más grandes, nos gustaría ser más jóvenes. ¿Suena de locos, verdad? Leía el otro día, que le preguntaban a alguien, qué edad tenía, y contestó, como 20 o 30 años. Y el que preguntó le dijo, «no puede ser, ¿de verdad qué edad tienes?» Y contestó, creo que esos son los años que tengo por vivir, ahora tengo 50 años y pienso que me quedan unos 30 a 40 años más para vivir. Me encantó esta perspectiva y es verdad, más que contar los años que ya hemos vivido, tendríamos que estar atentos, a los que nos quedan por gozar. También leía, que ahora que vivimos más años lejos de entristecernos o sentirnos agobiados por los años que nos quedan, ¡tendría que ser una gran motivación! Por ejemplo, alguien de 50 años, que podría pensar que está en el ocaso de su vida, si ya quedamos que el día de hoy estamos viviendo más años, el promedio está siendo de 85-90 años, a los cincuenta todavía le quedarían 35-40 años, un tiempo muy valioso para hacer lo que quisiera.

Para empezar un nuevo negocio, una nueva relación, otra vocación, en fin cualquier otra cosa que se le antoje. Comparaba, que si alguien tuviera cincuenta años, quiere decir que le quedan unos 30 a 40 años y nos invitaba a imaginar que tuviéramos diez años, pensar todo lo que podríamos haber vivido desde que teníamos diez ¡a que llegáramos a los cuarenta! Claro hubiéramos experimentado muchísimas vivencias en ese tiempo, pues sería el mismo tiempo que tendríamos ahora, tendríamos esos treinta años nuevamente para hacer lo que más nos ilusione.

Es por esto que te invito a reflexionar en el tiempo, ese gran regalo que tienes, sin importar tu edad, para que lo inviertas lo mejor posible. No pienses en la edad como un defecto, todos pasamos por ahí y créeme que lejos de ser algo malo, es un agasajo ser más tú, conocerte mejor, hacer lo que te gusta y estar con quién quieres.

Lo importante no es la llegada, lo importante es el camino. Todos nos vamos a ir de esta experiencia tarde o temprano y al irnos, no nos vamos a llevar nada material, todo se quedará aquí y lo único que nos acompañará ¡será lo que hayamos vivido! Por eso, aquí y ahora, vamos a gozar éste gran regalo que es nuestra vida, el tiempo maravilloso que nos queda, disfrutando cada instante y celebrando nuestra existencia.

Te quiere Martha.

Martha Sánchez Navarro