¡Comparte en tus redes!

El último gol de Pelé en #LunesDeCortos

El último gol de Pelé en #LunesDeCortos

El último gol de Pelé en #LunesDeCortos

Las grandes estrellas merecen ser homenajeada, eso pasó con El Rey Pelé y su afición, quien nunca dejó de reconocer lo más destacado de su jugador histórico. Hace algunos años se creó el cortometraje "1284", para homenajear al astro brasileño más grande de todos los tiempos. El cortometraje tiene una duración de casi 8 minutos y muestra el gol ficticio número 1284 de La Perla Negra. Durante su trayectoria futbolística anotó 1283 goles en 1367 partidos. Disfruta de nuestro #LunesDeCortos.

El propio Pelé es el protagonista del cortometraje, que inicia mostrando al ídolo  brasileño dentro de las canchas a sus 70 años de edad, cumpliendo su sueño de volver a jugar vistiendo la camiseta de la "Verde-amarela", intentando hacer su último gol con la selección. El partido que se juega es contra la selección de Argentina.

"Si fuera posible hacer un replay de mi vida, si pudiera hacer mi último gol con la selección brasileña, me gustaría…", comienza el corto con la voz en off de Pelé en el cortometraje que homenajea al Rey. La obra cinematográfica está producida por Fernando Meirelles, conocido por haber dirigido la cinta "Ciudad de Dios", el protagonista viste la camiseta brasileña y juega en el Maracaná contra el equipo argentino.

" Están jugando jóvenes contra un persona que tendría que en este momento estar sentada en el sofá, con el control remoto en la mano", se burlan los cronistas deportivos argentinos, otro más dice "Pelé, el 2 del mundo", un tema que siempre estará en discusión entre los aficionados del mundo, ¿quién es el mejor de la historia, Pelé o Maradona?

"El hizo 1.283 goles por nosotros. El merecía que hiciéramos este por él. Gracias Pelé. Es un homenaje a este jugador que, más que jugar, vivió nuestra Selección", finaliza con esta leyenda el cortometraje. Las más grandes aficiones respetan a un gran jugador, aplauden su trayectoria y sus logros, conservan los mejores momentos y perdonan los errores, pues las mejores aficiones están conscientes de que quienes juegan también son seres humanos.