¡Comparte en tus redes!

Encontrando a la pareja ideal 2

kris_DurdenNo soy fan de las segundas partes (bueno sí. Teminator II), pero en mi columna anterior (encontrando a la pareja ideal) hablamos de lo necesario que es invertir tiempo en ello y no dejar a la deriva (a la suerte, al universo o al destino) el futuro de nuestra vida en pareja, y algunas personas me escribieron para que profundizara en el tema y la verdad es que no me sorprende, pues desafortunadamente estamos muy mal educados en términos de pareja y vivimos creyendo que en algún momento de la vida, sí o sí, nos tenemos que encontrar por mandato divino con nuestra alma gemela, y eso es una gran mentira.
Si ya tomaste la decisión de invertir tiempo en encontrar una pareja ideal lo primero es hablar de qué esperas encontrar en una persona para esta importante misión.

Primero:

Visualiza la persona con la que quieres iniciar uno de los proyectos más importantes de tu vida (sino es que el más importante) y si tu plan es ambicioso (recomiendo que así sea) visualízate a 5, 10, 20 y hasta 50 años en el futuro. ¿De qué características debe de gozar una persona para que puedas lograr esa meta? y en un arranque de sobriedad, también incluye sus defectos (porque nadie es perfecto).

Segundo:

Ahora que ya tienes a un tipo de persona en mente, y suponiendo que te pusiste la vara muy alta y elegiste (imaginaré que eres hombre y pensaste en un tipo de mujer que difícilmente encontrarías en México) a una chica de cabello rojo natural, de ojos claros (de preferencia que use lentes), piel muy blanca, sonrisa perfecta; divertida, humilde en sus acciones, que guste de la música metal, que le encanten las películas de terror, que toque un instrumento musical, apasionada de la lectura; que piense que lo más importante en el mundo es el valor de la vida y que además adore la pizza tanto o más que tú (OK… ya me proyecté), entonces lo que sigue es buscarla en el lugar donde tienes más probabilidades de encontrarla, pero antes…

Tercero:

Antes de lanzarte a la aventura también tienes que trabajar en ti. Y es que si te has puesto la vara muy alta, tienes que saber qué ella tal vez no esté dispuesta en centrar su atención en una persona que de entrada: físicamente está 20 kilos por encima de lo que debería ser su peso acorde a su estatura. Que no viste bien (o que siquiera huele bien). Que no es gracioso, inteligente o seguro de sí mismo. Tiene un nivel de cultura mediocre o apenas aceptable. Es más, ni siquiera hablan el mismo idioma, porque tal vez la chica de tus sueños no vive en el mismo país que tú y mucho menos habla tu mismo idioma.

No puedes pedir mucho y ofrecer poco.

Tendrás que pensar en comenzar a correr para bajar esa lonja, hacer algo de flexiones para tonificar (sé de buena fuente que les gustan con brazos fuertes). Tomar clases de inglés y escoses, que son los idiomas que más se hablan en el país con más pelirrojas del mundo. Además de juntar el suficiente dinero como para ir en busca de esa mujer que ahí está, esperando al otro lado del charco al amante latino de sus sueños.

Hoy estarás trabajando para una relación que no existe y estarás puliendo todas tus características para una persona que en realidad aún no has conocido (y no tienes la seguridad de que así sea) y puede sonar loco, pero ¿no pasa lo mismo con la escuela? Nos preparan durante décadas (primaria, secundaria, preparatoria, universidad, posgrado, maestría, doctorado, etc.) para que algún día tengamos un empleo de ensueño. Bien remunerado, que además nos llene en lo profesional y no ayude a tener una calidad de vida superior a la que nuestros padres tuvieron.

Tú no sabes para quién estas haciendo las cosas hoy, pero seguro que tu futura pareja, y con suerte tus futuros hijos, van a gozar de todas esas buenas decisiones que tomaste muchos años atrás, cuando elegiste con quién querías iniciar uno de los proyectos más importantes de tu vida.

Kris Durden