¡Comparte en tus redes!

#EnriqueceTuDieta con miel de agave, el endulzante saludable

mieldeagaveAnte el riesgo de desarrollar diabetes, síndrome metabólico, obesidad y algunas enfermedades cardiovasculares, es necesario buscar alternativas saludables para endulzar alimentos y bebidas.

Una de las mejores opciones es la miel de agave. Un producto 100% natural que se elabora a partir de la savia presente en la penca del agave y que no contiene sustancias químicas. Este endulzante contiene vitaminas A, B, B2 y C, hierro, fósforo, proteínas y niacina, nutrientes que limpian y desintoxican los vasos sanguíneos.

Pero eso no es todo, el consumo de miel de agave tiene muchos beneficios para la salud. Algunos de ellos son:

  • Flora intestinal. Al igual que los alimentos prebióticos, la miel de agave estimula el crecimiento de la flora intestinal. Esta cualidad la vuelve la mejor opción para las personas que padecen gastritis y úlceras. Además, ayuda a inhibir el crecimiento de bacterias patógenas como la E. Coli y la Salmonella.
  • Estreñimiento. Se ha comprobado que la miel de agave contiene Fructoligosacáridos, una fibra dietética soluble que mejora la digestión y la capacidad de eliminación de grasas y toxinas, además de aliviar el estreñimiento y prevenir las enfermedades de colon.
  • Calorías. Una cucharada de miel de agave aporta menos de 65 calorías, por lo que su consumo tendrá un impacto mínimo en tu peso. Por si fuera poco, al ser más dulce que el azúcar de mesa, necesitarás una porción menor para endulzar tus bebidas y alimentos.
  • Índice Glucémico. El índice glucémico de la miel de agave es realmente bajo. Éste va de 11 a 19, por lo que su impacto inmediato en el nivel de azúcar en sangre no afecta a la salud.
  • Minerales. La miel de agave ayuda a tu organismo a absorber mejor minerales como el calcio y el magnesio, por lo que, al consumirla estarás previniendo la osteoporosis.
  • Caries. A diferencia del azúcar y otros endulzantes, la miel de agave no favorece la formación de caries. Esto se debe a que la oligofructosa no es caldo de cultivo para bacterias.

Si necesitas más razones para incluir a la miel de agave en tu dieta, debes saber que disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.