¡Comparte en tus redes!

#EnriqueceTuDieta y échate una pera al día

peraPara llevar una dieta balanceada, no tienes que invertir en comidas exóticas o difíciles de preparar, sólo tienes que conocer mejor los alimentos que tienes al alcance de tu mano. Muchas de las frutas y verduras que tienes en casa poseen propiedades nutricionales increíbles.

Las peras son un ejemplo claro de ello. Al consumirlo, este fruto le proporciona a tu cuerpo: vitaminas A, B, C y E, calcio, potasio, hierro, fibra, boro, yodo, pectina, beta caroteno, antioxidantes y ácido fólico.

De hecho, la ciencia ha comprobado que al consumir una pera al día, obtienes estos beneficios:

  • Cáncer. Los fitonutrientes y fibra de la pera reducen el riesgo de padecer cáncer de colon, gástrico y de esófago.
  • Digestión. El consumo regular de este fruto mejora la digestión, pues estimula la secreción de jugos gástricos y digestivos; además, regula los movimientos intestinales, lo que reduce el riesgo de padecer estreñimiento y diarrea.
  • Cardiovascular. Al ser rica en potasio, la pera ayuda a mantener el corazón sano, pues reduce la presión y tensión arterial, por lo que evita la formación de coágulos. Asimismo, mejora la circulación sanguínea.
  • Peso. Si estás tratando de bajar de peso, debes incluir peras en tu dieta. En promedio, una pera tiene poco más de 100 calorías, lo que representa tan sólo el 5% de la ingesta diaria recomendada. Además, su fibra promueve la sensación de saciedad y estimula la eliminación de grasa.
  • Desintoxicar. Los antioxidantes presentes en esta fruta te ayudarán a eliminar los radicales libres y toxinas que se acumulan en el organismo y que pueden provocar enfermedades severas.
  • Tejidos. Al igual que otros alimentos ricos en vitamina C, la pera acelera el proceso de cicatrización y regeneración de tejidos.
  • Defensas. La pera ha demostrado ser una excelente aliada para fortalecer el sistema inmunológico y combatir enfermedades comunes, como el resfriado. Esto se debe a que los antioxidantes y la vitamina C estimulan la producción y actividad de las células blancas de la sangre (leucocitos).

Si eso no te convence para comerte una pera al día, debes saber que este fruto también reduce la inflamación, por lo que es un excelente remedio para los síntomas de artritis y enfermedades reumáticas; por si fuera poco, también mantiene tus huesos fuertes y mejora el aspecto de tu piel, cabello y ojos.

¿Qué esperas para ir a comprar peras?