¡Comparte en tus redes!

Enséñale a tus hijos a cuidar la naturaleza

Todos sabemos que los niveles de contaminación en nuestro planeta están creciendo día con día, si no hacemos algo al respecto estaremos dejando un mundo poco saludable para las generaciones venideras. Por fortuna no necesitas tener mucho poder político, económico o ser una figura pública para cambiar o dar una lección sobre el cuidado de la naturaleza. Haces más de lo que te imaginas si tan sólo le enseñas a tu hijo a cuidar el medio ambiente.

SABIDURÍA QUE AYUDA: De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que en el año 2012 murieron cerca de 7 millones de personas, 1 de cada 8 de las muertes en el mundo fue consecuencia de la exposición a la contaminación atmosférica.

Enséñale a tus hijos a cuidar la naturaleza

Enséñale a tus hijos a cuidar la naturaleza

Las enseñanzas que le des a tu hijo lo ayudarán a ser mejor ciudadano y una persona más consciente en cuanto al cuidado del mundo. Es importante que pongas el ejemplo respecto a lo que instruyas a tu hijo.

1.- Enséñale a no tirar basura en la calle. Hay personas que tienen la mala costumbre de arrojar su basura en la calle, hay otras personas que guardan su envoltura, cáscara o cualquier tipo de basura y esperan hasta llegar a un bote destinado para la basura. Si lo instruyes y le pones el ejemplo, no será difícil para tu hijo prestar atención a estos detalles.

2.- Ahorra el agua. Enséñale a tu hijo a no desperdiciar el agua, aquí hay varias lecciones que puedes aplicar, como bañarse bien y en poco tiempo, cerrar el grifo cuando no se utilice el agua, usar un vaso de agua al cepillarse los dientes, etc.

3.- Separa la basura. Es algo que ya está haciendo todo mundo, no pierdas la costumbre de separar tu basura en orgánica e inorgánica, tu hijo aprenderá de esta pequeña práctica y hará de ella una costumbre para toda la vida.

4.- Recicla. Ocupa los ratos de ocio en casa para realizar algunas manualidades en casa, siempre reutilizando y reciclando algunos materiales. O bien separa la basura en envases de plástico, aluminio, vidrio, etc. Hay personas que colectan estos materiales y generan dinero.

5.- Ahorra electricidad. Tus hijos pueden aprender cosas tan sencillas como desconectar los aparatos eléctricos que no se estén usando.

6.- Planta un árbol. Un proyecto interesante es plantar un árbol en un bosque o en un parque dos veces al año y visitar el lugar de vez en cuando para ver cómo ha crecido el árbol.

7.- Menos bolsas. Compra bolsas de tela para evitar que se sigan usando bolsas de plástico, o bien aprende a reutilizar las bolsas desechables.