¡Comparte en tus redes!

Enséñale a tu perro a cruzar la calle

A los perrhijos les encanta salir a pasear. De hecho, todos los días esperan que llegues a casa del trabajo para que salgan juntos a emprender una nueva aventura. El problema es que la emoción les gana y quieren echarse a correr, lo cual puede poner en riesgo su vida, sobre todo si tienen que cruzar calles durante su recorrido.

Ya alguna vez te habrá pasado que, al llegar a una esquina, prácticamente necesitas un ancla para impedir que se mueva, pues quiere seguir avanzando y no entiende por qué te detienes.

Mientras estés a su lado y lo traigas con correa, su emoción no representa un problema, pues evitarás que cruce la calle cuando pasan vehículos, pero… ¿qué pasaría si un día se rompe la correa, se escapa o se pierde? ¿Cómo lo protegerás?

Por ello, e igual que con los niños, debes enseñarle a tu perro a cruzar la calle. Por supuesto no será una tarea sencilla y necesitarás mucha paciencia para lograrlo, pero vale la pena el esfuerzo.

Para facilitarte un poco las cosas, aquí tenemos unos tips que esperamos te sean de utilidad:

  • Calle. Debes practicar en una calle donde no transiten muchos vehículos. Conforme vaya aprendiendo, puedes cambiar de vialidad a otras con más tránsito.
  • Palabras. Necesitas definir qué palabras emplearás para darle órdenes. Necesitas una para indicarle que se detenga (puede ser “quieto” o “siéntate) y otra para que avance (intenta con “cruza”, “camina” o “pasa”). Recuerda siempre usar las mismas palabras.
  • Correa. Cuando quieras que tu perro deje de avanzar, debes tirar la correa ligeramente, al mismo tiempo que le das la orden de que se detenga.
  • Corrígelo. Si aun cuando le dijiste que se detuviera, él sigue avanzando, deberás corregirlo haciendo hincapié en la orden de alto total. Te sugerimos que cuando intente cruzar sin haber recibido la orden, le llames la atención con un “No”. Espera un par de segundo y cuando lo creas conveniente, indícale que avance.
  • Recompensa. Para que condicionar su comportamiento, cada vez que cumpla con la dinámica de detenerse y cruzar la calle cuando se lo ordenes, deberás recompensarlo con una caricia. No dudes en felicitarlo y señalarle que ha hecho un buen trabajo.
  • Suéltalo. Si quieres comprobar que ha aprendido bien a cruzar la calle, te sugerimos que le quites la correa para ver cómo actúa. Seguramente, tendrán que practicar un poco más para que aprenda a hacerlo solo, pero estamos seguros de que lo logrará.

Por último, te recomendamos que siempre te detengas antes de cruzar la calle. No importa que no venga ningún vehículo, debes hacer alto total. De otra manera, sólo lo confundirás.