¡Comparte en tus redes!

¿Eres la mandona de la relación? Ojo con tus inseguridades

Honestamente, ¿te gusta que las cosas se hagan como dices y cuando tú dices? Si es así, ¿qué pasa cuando tu pareja no “obedece” tus indicaciones? ¿Montas en pantera y armas tremendo escándalo hasta que logras que se disculpe y “rectifique” su comportamiento?

Más allá de todo esto hay una pregunta que morimos por hacerte. ¿Si te das cuenta de que no eres su mamá? La verdad, nos preocupa que no veas a tu pareja como un compañero, sino como un niño al que puedes controlar o un esclavo que debe hacer todo cuanto dices.

Estamos seguros de que él debe de tener miles de defectos y que usualmente se equivoca. Pero… ¿en serio necesitas controlar todo lo que hace? ¿Te gustaría que él te dijera lo que debes usar, con quién puedes hablar y a dónde ir? Probablemente, no.

 

Detrás de esta actitud mandona y controladora, hay un montón de miedos e inseguridades

Detrás de esta actitud mandona y controladora, hay un montón de miedos e inseguridades

La realidad es que, detrás de esta actitud mandona y controladora, hay un montón de miedos e inseguridades. Pero ojo, no es miedo a que él meta la pata o te haga quedar en ridículo, sino a salir lastimada.

Aunque no lo creas, las personas que se muestran más fuertes y decididas son las que tienen más temores: a que las dejen, las engañen, no las quieran o las olviden. Por ello es que necesitan dominar a la pareja, pues mientras ellas marquen el rito de las cosas, ¿qué puede salir mal?

La respuesta más breve a esa pregunta es TODO. Recuerda que no todos los hombres son mandilones y el hecho de que te ame, no lo obliga a someter su voluntad a tus deseos. Si lo presionas demasiado, si jamás cedes y esperas que él haga todos los sacrificios, terminarás ahuyentándolo.

Si en verdad quieres que tu relación funcione debes darles prioridad a tres cosas:

  • Autoestima. Mientras no te valores, nadie lo hará.
  • Comunicación: Es la base de toda buena relación.
  • Respeto. Deja de imponer tu voluntad y dale a la gente la oportunidad de ser ellos mismos.

 

Notas relacionadas:

¿Sabes qué es el nagging? Aquí te decimos.