¿Eres víctima del Phubbing?

¡Comparte en tus redes!

El Phubbing es una enfermedad que puede afectar tus relaciones profesionales, ya sea con tus superiores o con tus más cercanos compañeros de oficina. ¿Quieres saber si lo padeces? Esta curiosa e interesante palabra se creó en el año 2007, cuando ya estaban de moda los teléfonos inteligentes.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Phubbing. El término nació en Australia, etimológicamente viene de las palabras phone (teléfono) y snubbing (despreciar). Se define como la acción que realiza una persona al ignorar a otra o a su entorno para prestarle más atención a la tecnología móvil. Es cuando estás con alguien y lo ignoras por un breve instante para darle un chequeo más a tu teléfono, tableta, PC portátil u otro dispositivo. También cuenta cuando dejas de prestar atención al trabajo para echarle un ojito a tu celular.

Si eres de las personas que ha llegado a cometer este gesto desagradable y mal educado, padeces Phubbing, una conducta que no es un virus, pero gracias a las nuevas tecnologías se está propagando como tal. ¿Cómo afecta este mal a tu vida laboral? Las relaciones que tienes se ven afectadas, pues los compañeros de trabajo o tu propio jefe pueden considerarte una persona mal educada, nada atento, desinteresado, grosero e incluso hasta retador con la autoridad.

La adicción es definida por la Organización Mundial de la Salud como una enfermedad física y emocional, es la dependencia o necesidad a una sustancia, actividad o relación causada por la satisfacción que causa a la víctima.

De acuerdo con la definición, una adicción no necesariamente es la dependencia a una sustancia, pues las personas pueden ser adictas al juego, al sexo, al trabajo y ¡al Phubbing! Así es, este fenómeno también es considerado una adicción. Impide que te relaciones bien en el trabajo, retrasa tus actividades en la oficina y hace que tengas menos concentración.

Apaga tu teléfono celular durante el trabajo o al menos procura usarlo sólo para las tareas de la oficina (si lo necesitas para hacer tus labores), dile adiós a las redes sociales y a cualquier otra actividad que no sea tu trabajo, verás que te irá bien.