¡Comparte en tus redes!

Errores navideños a evitar si eres mamá divorciada

"¿Con quién va a pasar la niña el año nuevo y la navidad?" En ocasiones los padres separados tratan de llegar a los mejores acuerdos para no lastimar a los hijos, sin embargo papá y mamá suelen ignorar ciertos aspectos importantes que afectan a los niños. Por esa razón hablamos un poco de los errores navideños a evitar si eres mamá divorciada.

Según lo informa Terapia de Pareja, debes dejar de culparte, separarte puede haber sido la mejor decisión que has tomado en tu vida, así los hijos no tienen que convivir con discusiones constantes o con una frialdad entre sus padres.

Errores navideños a evitar si eres mamá divorciada

Errores navideños a evitar si eres mamá divorciada

Cuando se acercan las festividades decembrinas pareciera ser que llega un momento difícil y resulta todavía más complicado tomar decisiones sobre los festejos y posadas. Independientemente de que tengas la custodia completa o compartida, o quizá sólo algunas visitas, sólo tienes oportunidad de pasar algunos días de fiestas con tus hijos, debes de repartir las fechas y llegar a un acuerdo con tu ex pareja. Ésta renuncia no será fácil para ti, tampoco lo será para tus hijos, sobre todo si el divorcio es reciente.

¿Qué debo hacer?

1.- Trabaja en la adaptación. Ayuda a tus hijos explicándoles cómo estarán organizados durante las vacaciones navideñas, con quién pasarán cada una de las fiestas. Ellos comenzarán a asimilar las cosas, pero eso no significa que no puedan pasarla bien. Anímalos y dales razones para sentir que todo esta bien.

2.- Muéstrate de buen ánimo. Por si no te habías dado cuenta, los hijos se preocupan por ti y no se la pasan bien si saben que tú estarás sola o triste, si piensan en ello tu niño o tus niños no disfrutarán el momento, evítalo.

3.- Llamadas telefónicas. Si en una de las fechas te tocó estar lejos de tus hijos, llámales por teléfono y diles que los quieres mucho, diles que tú también estás feliz y te la estás pasando bien. Si te tocó tenerlo, no impidas a su otro progenitor una llamada telefónica. Los niños se sentirán bien porque sienten la presencia del otro padre, aunque sea a distancia.

4.- Vive el presente. Aprende de tus niños chiquitos, pues tienen la extraordinaria habilidad de vivir el presente. Si se pelean con un amigo, a los cinco minutos ya están jugando de nuevo. De acuerdo con Bienestar Doctissimo, para los adultos la Navidad también supone un momento especial en que uno se sumerge en el pasado, sobre todo en caso de separación.

La psicóloga Catherine Pierrrat recomienda ser feliz con la situación presente y animar a tus hijos a disfrutar el “ahora”. Pierrat recibe muchos niños en su consulta que aseguran pasárselo en grande por el mero hecho de tener dos Navidades, “En cualquier caso, si queremos que el niño acepte la separación sin sufrir un trauma importante, lo más aconsejable es que los padres quiten hierro al asunto y desdramaticen la situación”, asegura la especialista, y agrega “debemos animarles a disfrutar del momento presente. Cuánto más vivan el ahora, menos se angustiarán”.

5.- Respetar al otro y a los niños. De acuerdo con Guía Infantil, los expertos aconsejan que conviene huir de complicaciones, evitar separar a los hermanos, respetar las tradiciones, si las hay, respecto a dónde pasar las fiestas, con una familia o con otra, para que los niños puedan relacionar la Navidad con los abuelos maternos y otra fecha con los paternos.

6.- No competir. Quizá pienses que ganas al hablar mal del padre, pero lo único que haces es que pierdan tus hijos. Evita comparaciones y comentarios sobre con quién se lo pasan mejor, elimina las críticas sobre las costumbres navideñas de tu ex cónyuge y su familia.

Evita las luchas o competencias por los regalos navideños, competir es un grave error. Comprar el cariño de los hijos con cosas materiales es dañino para ellos, a largo plazo podemos convertir la relación en materialista e interesada. Los niños aprenderán a ser manipuladores y negociarán el tiempo con sus padres a cambio de regalos. No te compliques, llegar a un acuerdo es lo que mejor funciona, pacta con el otro padre sobre los regalos que van a recibir los niños y repartir su coste económico sin entrar en competencia.

7.- Fijen posturas y criterios. Habla con tu ex pareja antes de la llegada de las fiestas decembrinas. Piensen juntos que la desintegración de su unidad familiar preocupa a sus hijos y en Navidad se nota más. Esfuércense por crear un ambiente seguro y agradable para los hijos. Los que hacemos tristes o alegres la Navidad para los niños somos los padres, no las circunstancias.