Errores que los padres deben evitar

¡Comparte en tus redes!

Muchos padres cometen el error de darle una mala educación a sus hijos sin darse cuenta. Hace poco tiempo, la policía de la Ciudad de Washington, D. C., en los Estados Unidos, diseñó un manual para advertir a los padres sobre los errores más comunes que pueden cometer los padres, descuidos que sin duda deben evitar.

Basándonos en la publicación que realizaron los elementos de policía en el país vecino, te mostramos siete errores en los que deberías estar más atento en cuanto a la educación de tus hijos.

1.- Cumplir todos los deseos de tu hijo o hija durante la infancia. Así crecerá con la falsa idea de que todo el mundo es su sirviente.

2.- Cuando el niño o la niña aprenda malas palabras alégrate y felicítalo, es más, puedes aplaudirlo e invitar a tus otros familiares a ver el curioso acontecimiento. Así crecerá creyendo que es una gracia y pronto aprenderá más palabrotas.

3.- Que el padre o la madre recojan todo lo que está desordenado, como libros, zapatos, ropa, juguetes, etcétera. De ésta manera tu hijo no aprenderá a hacerse responsable, pero sí aprenderá a delegar responsabilidades a los demás.

4.- Concédele demasiado tiempo de ociosidad. De esta manera la pequeña o pequeño tendrá suficiente tiempo para ver todo tipo de programas de televisión y así podrá navegar en Internet todo el tiempo que desee. Lograrás que su mente, expuesta a la gran carga de violencia y sexo, se eduque y se llene de pensamientos insanos y vea ciertas cosas fantasiosas y ficticios como reales.

5.- Discute y hazte parte de pleitos enfrente de tus hijos. De esta manera no te sorprenderás cuando descubras traumas emocionales en ellos.

6.- Ponte siempre de su lado, especialmente cuando los vecinos, profesores u otras autoridades o personas te presenten una queja. Recuerda que todas las personas le tienen mala voluntad a tu hijo o hija.

7.- No te preocupes del ejemplo que das, especialmente cuando le mientes a los vecinos, compañeros de trabajo o personas que llegan de visita a casa. De esta manera le enseñas a tus hijos a salir fácilmente de los apuros.