¡Comparte en tus redes!

¿Es posible vivir sin sexo?

edelmira_cardenasYa varias personas me han preguntado qué importancia tiene el sexo en la vida, y por eso el título de este artículo me ha parecido de lo más acertado, porque al fin y al cabo, ¿alguna vez te has cuestionado?: ¿qué sería de tu vida si no tuvieras sexo?

Siendo muy objetivos, podríamos decir que el coito no es “biológicamente” indispensable para la vida, es decir, no te mueres por no tener relaciones sexuales así como tampoco por nunca en tu vida haber probado el chocolate o nunca haber visto una porno. Eso está claro. Hay incluso quienes deciden renunciar a tener relaciones para dominar más la mente, o por sus creencias de que la carne es sinónimo de pecado, o simplemente son asexuales; razones, hay muchas.

Y ¿qué hay de los que disfrutamos de los inmensos placeres que nos brindan los apetitos de la carne? Pues la respuesta es muy sencilla: tampoco para nosotros el sexo es como el oxígeno a los pulmones (hablando en un sentido estricto de que, si no tengo sexo, me muero). La naturaleza de una relación sexual es placentera y, por lo tanto, acostumbrase a lo bueno es fácil; no hay nada de malo en que disfrutes del sexo, y que seas una maquina sexual; o que, sea tanta tu potencia que los condones no sean suficientes y prefieras utilizar bolsas de barra de pan como anticonceptivos. Cada quién.

Aunque es posible vivir sin sexo, también es bueno rescatar los beneficios que se tienen de vivir con éste: empezando por el placer, que ya de por sí es bastante; produce estrógenos (buenos para prevenir enfermedades cardiovasculares); ni hablar de que es de esos ejercicios físicos en el que no ocupa mucha disciplina para practicarlo, al contrario, entre menos disciplina tengas más deseado eres; es perfecto para combatir la depresión, sin dejar de mencionar que es un excelente tranquilizante; duermes mejor; es lo que tú decidas hacerlo (divertido, curioso, interesante, aventurero, etc.); para los hombres, ojo: eyacular con frecuencia ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer de próstata. Mi punto es: vivir sin sexo no es malo, pero vivir con sexo no sólo es bueno, sino mejor.

Una vez conocí a un hombre que le pedía a su pareja diez veces por día tener sexo (¿dónde se cultivan esos, para ir a cosecharlos? Se estarán preguntando); él era un vendedor (uno excelente, que por lo regular cumplía sus metas antes del medio año, y por lo tanto tenía mucho tiempo libre); en cambio, su esposa, trabajaba en una oficina 9 horas diarias (de lunes a sábado). Al principio no hubo problema, pero después ella empezó a reclamar tiempo para su descanso, mientras que él lo reclamaba para su placer. ¿Qué sucedió? Sucedió que, al empezar su esposa a declinar sus invitaciones para el sexo, ella lo colocó a él (sin pretenderlo expresamente) en una especie de cuarentena, y fue cuando la pareja comenzó con problemas. Él no podía estar sin relaciones y, aunque ella las deseaba, las quería más esporádicamente y con menos ímpetu. Vinieron a pedir mi ayuda……. Aquí edita pones tu solución al problema, que para mí sería que el tipo se masturbara con la foto de su esposa en una muñeca inflable, o viera porno qué sé yo jajajaja...

En conclusión: utilicen el sexo para su placer y felicidad, y no la pierdan por dejar que su placer sea que el sexo los utilice.

Vivan cada instante y disfruten del sexo; somos seres sexuados y está en nuestra naturaleza: aprovéchenla.

Edelmira Cárdenas