¡Comparte en tus redes!

¿Es tu primera vez? Te decimos cómo usarlo

uso_vibradorAhora que por fin has decido olvidarte de todos los tabúes y probarás tu nuevo vibrador, debes sentirte un poco abrumada y has de tener algunas dudas sobre cómo usarlo, por lo que decidimos armar esta guía que te llevará por el camino del placer.

Antes que nada, es necesario que te relajes. Olvídate de todo cuanto te rodea y enfócate en la persona más importa del mundo: tú.

Respira profundamente y concéntrate en las reacciones de tu cuerpo. Esto te permitirá saber qué y qué no debes hacer con el que pronto se convertirá en tu mejor amigo (¡garantizado!)

Es importante que tomes en cuenta el ambiente. Si quieres disfrutar al máximo de esta experiencia, te sugerimos que apagues la luz y coloques unas velas para crear un ambiente romántico y sensual.

Recuéstate y relaja todo cuerpo. Recórrelo con el vibrador. Pásalo por tu cuello, espalda, senos, abdomen, piernas y en las zonas cercanas a tu clítoris. Además de ayudarte a relajar, y elevar tu nivel de excitación, este ligero masaje te permitirá saber qué intensidad de vibraciones es la ideal para ti. Varia la presión, los movimientos y la ubicación.

Para mejorar la experiencia y evitar que te lastimes, deberás poner un poco de lubricante en tu vibrador. Comienza por masajear el clítoris. Muévelo y ajusta las vibraciones a tu gusto. Cuando notes que estás completamente excitada, podrás llevarlo poco a poco hacia tu vagina.

Es importante que no lo introduzcas con brusquedad y de un solo golpe. Al menos esta primera vez debes ser cuidadosa y hacer las cosas lentamente. Conforme tu cuerpo se acostumbre y responda al estímulo del vibrador podrás llevarlo más adentro.

Una vez que te hayas acostumbrado, podrás variar la velocidad con la que vibra tu juguete, realizar movimientos circulares con él, y acelerar la entrada y salida de tu cuerpo.

Tal vez te lleve más tiempo llegar al orgasmo, pero es una nueva forma de estimulación que estás descubriendo. Recuerda que la práctica hace al maestro. Antes de que te des cuenta habrás dominado el uso de tu vibrador.

Toma en cuenta que…

  • Algunas mujeres tienen un clítoris muy sensible, por lo que no toleran la intensidad de las vibraciones. Si éste es tu caso, te sugerimos que sólo te des unos pequeños toques y te enfoques en las zonas cercanas a tu vagina.
  • Un vibrador es un juguete de uso personal, por lo que no puedes compartirlo con nadie. No importa cuánto implore tu amiga, ¡no se lo prestes! Ella deberá comprar el suyo.
  • Jamás uses el vibrador sobre la piel mojada. Aunque hay algunos dispositivos que funcionan bajo el agua, debes asegurarte de que el tuyo tiene esa función.
  • No lo uses sobre piel inflamada o si tienes alguna erupción.
  • Siempre usa lubricante y limpia bien tu vibrador antes y después de usarlo.

¡Ahora sí, diviértete!