¡Comparte en tus redes!

Escucha activa, método de crianza para tener hijos seguros de sí

escucha_activaCuando se trata de la forma en la que educas a tus hijos, parece que todo mundo tiene una opinión. Mientras que tu mamá está a favor de que los dejes ser espíritus libres, tu suegra cree que debes ser enérgica y no dar espacio a berrinches y caprichos. ¿Quién tiene la razón?

Desde luego, debes confiar en tu instinto. Sólo tú sabes lo que es mejor para tus pequeños. Sin embargo, también puedes recurrir a las recomendaciones de pedagogos. Al ser su área de estudio, seguramente tienen una idea más clara de cuáles son los mejores métodos de crianza, ¿no crees?

De hecho, una de estas técnicas ha cobrado auge en los últimos meses, gracias a que el príncipe William, heredero al trono de Inglaterra, la aplica con su hijo George.

Seguramente, habrás visto en la prensa que el miembro de la familia real siempre se agacha para hablar con su pequeño. Jamás se le ha visto dirigirse al pequeño desde arriba. Este comportamiento es propio de la Escucha Activa, un método de crianza que busca que los niños se sientan seguros de sí mismos.

Aunque ahora se hable tanto de ella, la Escucha Activa no es nueva. Los psicólogos estadounidenses Carl Rogers y Richard E. Farson fueron los primeros en hablar de ella, en 1957. Sin embargo, el también psicólogo Thomas Gordon fue el encargado de escribir el manual Técnicas eficaces para padres (MEDICI).

De acuerdo con los especialistas, este método de crianza se basa en el aspecto emocional de la comunicación, por lo que es importante escuchar qué siente el niño, no sólo lo que dice. Para ello es necesario colocarse a la altura de los ojos del pequeño y mantener contacto visual, todo el tiempo. Esta postura permite que padres e hijos empaticen.

Si decides aplicar la Escucha Activa en la crianza de tus hijos, debes saber que, antes de regañar o castigar, es necesario que comprendas por qué grita, llora, hace berrinches o golpea a los otros niños.

Si en vez de ayudarlo a descubrir lo que le ocurre y cómo solucionarlo, amenazas con castigarlo o le gritas, jamás desarrollará su pensamiento reflexivo, ni comprenderá lo que es la responsabilidad. Antes de que te des cuenta estará repitiendo el mismo comportamiento.

Cuando se educa a un pequeño con la Escucha Activa se le está inculcando un modelo de comunicación basado en el respeto. El día de mañana será capaz de identificar cuando no recibe el trato que merece y lo rechazará.

Por otro lado, si te empeñas en gritarle y/o amenazarlo, lo estarás condicionando a consentir el maltrato, pues así lo trataban sus padres.

¡Ojo! Esto no quiere decir que debes ser permisiva y no fijarle límites. En realidad, la Escucha Activa buscas fortalecer la autoestima de los niños para que se sientan capaces de enfrentar sus miedos, retos, sentimientos y problemas.

¿Qué opinas?