¡Comparte en tus redes!

Ésta es la causa más frecuente de las rozaduras en bebés

Todos los bebés son susceptibles a tener rozaduras en el área del pañal, sobre todo entre los cuatro y 15 meses. Esto se debe a que su piel es muy sensible y aún no cuenta con una barrera natural para protegerse de irritaciones e infecciones.

Aunque el enrojecimiento en las pompas de tu bebé puede deberse a diferentes causas, como reacciones alérgicas, la más común es una infección por la presencia de hongos o levaduras (cándidas)

Estas infecciones son más recurrentes en bebés a los que no se les cambia el pañal con frecuencia. Debes saber que las cándidas proliferan en lugares calientes y húmedos, como el interior de un pañal, así que mientras más tiempo esté en contacto con la piel del pequeño, más probable es que aparezca la irritación.

La dermatitis de pañal, como se conoce a este padecimiento, puede agravarse y en vez rozaduras, tu bebé tendrá descamaciones en el escroto y pene, o en los labios y la vagina; además pueden aparecer granos, ampollas, úlceras, protuberancias grandes y llagas de pus. En estos casos es importante que acudas de inmediato al médico para que tu pequeño reciba la atención necesaria.

bebepanalLo importante es que no dejes que la dermatitis avance, por lo que debes poner manos a la obra en cuanto notes rozaduras y le des los siguientes cuidados:

  • El mejor tratamiento para la dermatitis de pañal es mantener el área limpia y seca, por lo tu bebé debe estar el mayor tiempo posible sin pañal. Tampoco se trata de que lo dejes todo el día desnudo, sólo debes procurar que el aire circule por sus genitales y pompas, durante algunos minutos.
  • También es importante que cambies con frecuencia su pañal, y sobre todo que lo hagas en cuanto orine o defeque.
  • En cada cambio de pañal debes limpiar el área con una tela suave y un poco de agua. Evita frotar o restregar. Seca el área perfectamente.
  • No coloques el pañal demasiado ajustado, pues esto evita que el paso del aire e irrita la cintura y muslos del bebé.
  • Lávese siempre las manos antes y después de cambiar un pañal.
  • Puedes recurrir a cremas o ungüentos especiales para reducir las molestias; sin embargo, debes consultar con el médico cuál es la mejor opción para tu bebé.
  • Además, es importante que no utilices toallitas húmedas con alcohol o perfume, pues pueden irritar más la piel de tu pequeño.
  • Evita recurrir a remedios caseros como el vinagre de manzana, la harina y el almidón, pues pueden empeorar la dermatitis.

Con estos cuidados, las rozaduras de tu bebé desaparecerán pronto y evitarás nuevos brotes de dermatitis.