¡Comparte en tus redes!

Ésta es la técnica correcta para amamantar

amamantarAunque amamantar parece una tarea sencilla, y para la que no requieres ningún adiestramiento previo, la realidad es que debes considerar ciertos aspectos. De otra manera, acabarás con los senos congestionados, tus pezones agrietados y un bebé llorando porque tiene cólicos.

Si estás por emprender la maravillosa aventura de la lactancia materna, te sugerimos que le pidas a tu ginecólogo (o al pediatra) que te dé algunos tips para evitar que ese momento de profunda conexión con tu bebé se convierta en una experiencia traumática para ambos.

De hecho, nos adelantamos y le pedimos a la doctora Arabela Sánchez García, responsable del Programa de Salud Materna y Perinatal, de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, que nos mostrara la técnica correcta para amamantar.

De entrada, la especialista recomienda que la hora de amamantar sea un momento exclusivo para madre e hijo. En él deben conocerse, fortalecer su vínculo y disfrutar del contacto. Por ello es indispensable que ambos estén tranquilos y relajados.

Sabemos que es prácticamente imposible olvidarse de las tareas domésticas, los problemas financieros y los pendientes laborales, pero a la hora de alimentar a tu bebé, debes dejar todo fuera de la habitación. Concéntrate exclusivamente en él.

Asimismo, es importante que el pequeño esté lo más cómodo posible y que no lo amamantes para que deje de llorar. Esta reacción hará que relacione los alimentos con experiencias desagradables. Lo mejor es tranquilizarlo y hasta cambiarlo antes de que le ofrezcas tu leche.

¿Y LA TÉCNICA?

De acuerdo con Sánchez García debes permitir que la piel de tu vientre esté en contacto con la del bebé, por lo que se recomienda que lleves el torso desnudo a la hora de amamantar.

Postura

  • Coloca la cabecita del bebé en la parte interna de tu codo.
  • La espalda del pequeño quedará apoyada en la parte interna de tu antebrazo.
  • Para darle estabilidad y seguridad, sujeta las pompis de tu bebé con la mano.
  • Asegúrate de que su pancita esté en contacto con tu torso.
  • Para que no te canses de inmediato, debes buscar una postura en la que tengas la espalda recargada y estés cómoda. Puedes usar una almohada o cobija como soporte.

Bebé

  • Para evitar que tu bebé tenga cólicos, debes asegurarte de que introduzca tanto el pezón como la areola en su boca.
  • Toma en cuenta que los conductos que llevan la leche están en la areola. Si el pequeño se limita a succionar el pezón, terminará por lastimarte y causarse cólicos, pues sólo estará absorbiendo aire.
  • Debes prestar mucha atención a los ruidos que hace tu bebé mientras come. Asegúrate de que está deglutiendo la leche.

Pecho

  • Para darle soporte a la postura y controlar el flujo de leche, te recomendamos que coloques tu otra mano en forma de “C”. Los cuatro dedos que quedan juntos irán en la parte baja del seno, mientras que el pulgar irá arriba.
  • Si eres de las mujeres que produce mucha leche, basta con que ejerzas cierta presión sobre tu pecho para disminuir el flujo y evitar que el bebé se ahogue.

Últimas recomendaciones…

Dado que la mayoría de las mamás trabajan, y no disponen del tiempo necesario para amamantar a sus hijos, la funcionaria de la dependencia capitalina recomienda:

Extraerse la leche y congelarla. Debes asegurarte de marcar perfectamente la fecha en la que la obtuviste.

  • Una vez congelada, la leche materna tiene un periodo de vida de tres meses, por lo que bastará que la calientes a baño maría para dársela a tu bebé.
  • Evita usar biberones y dale la leche a cucharadas o con ayuda de un vaso. Esto porque el uso de mamilas causa Síndrome de Confusión (el niño se acostumbra a que, gracias a la gravedad, la leche cae sola y no debe succionar. Esto se vuelve un problema cuando mamá pretende amamantarlo porque se niega a hacer esfuerzos).

Por último, queremos sugerirte que antes de recurrir a remedios caseros para aumentar tu producción de leche, preguntes a tu médico si éstos son realmente efectivos. La mayoría de ellos (cerveza, atole, etcétera) sólo te harán ganar peso.

 

¿Sabes cuáles son los beneficios de la lactancia materna? Chécalos aquí.