¡Comparte en tus redes!

Si estás decidida, te decimos cómo ligarte a tu jefe

ligarte_a_tu_jefeEn teoría, parece una buena idea. Pasan mucho tiempo juntos y él es un buen partido. No sólo tiene un buen trabajo, sino que es inteligente, simpático y sumamente atractivo. Pero… salir con tu jefe no es precisamente una decisión inteligente.

Toma en cuenta que, si las cosas no salen bien, te enfrentarás diariamente a un ambiente tenso y hasta podrías poner en riesgo tu empleo.

Pero si ya estás decidida, y estás dispuesta a jugártela por él, aquí te dejamos unos tips que te ayudarán a ligarte a tu jefe:

  • Sé tú misma. Lo peor que puedes hacer es tratar de llamar su atención fingiendo ser alguien completamente diferente. Si eres tímida, mostrarte seductora y hacerle insinuaciones sólo lo ahuyentará.
  • Trabajo. Para evitar que la situación se torne confusa y ponga en riesgo tu empleo, debes cumplir con tu trabajo lo mejor que puedas. En ningún momento debes aprovechar el coqueteo con tu jefe para evadir tus responsabilidades
  • Atención. Presta mucha atención cuando tu jefe te hable y trata de actuar interesada, incluso si el tema no te emociona mucho.
  • Chismes de oficina. No le cuentes las cosas que se dicen en los pasillos, ni critiques a tus compañeros. Esa actitud te hará quedar mal, además de que estarás condenando su interacción a las cuatro paredes de la oficina. ¿No tienes algún otro tema de conversación?
  • Mirada. Está comprobado (no científicamente, pero en serio funciona) que las miradas son la mejor arma de seducción. Aprovecha la mejor oportunidad para cruzar tu mirada con él, pero no digas nada. Si a este gesto le agregas una sonrisa, pronto lo tendrás cautivado.
  • Celos. Si has logrado llamar su atención, pero aún no se anima a dar el primer paso, no está de más despertar sus celos coqueteando con algún compañero. Sólo ten cuidado de no exagerar, no vaya a ser que, en vez de uno, luego tengas dos prospectos o que tu jefe crea que has perdido el interés en él.

Es importante que antes de lanzarte a conquistarlo, tomes en cuenta las posibles consecuencias. Recuerda que muchas compañías tienen políticas que impiden las relaciones amorosas entre empleados, o que una acción malinterpretada puede acabar en una demanda de acoso sexual.