¡Comparte en tus redes!

En estas lluvias, ojo con los baches. Si caes, haz esto

bachesApenas comienza la temporada de lluvias, los talleres mecánicos se saturan. ¿Por qué? La caída constante de agua reblandece el pavimento y favorece la aparición de los temidos y odiados baches. ¿Has caído en alguno?

La realidad es que es imposible circular por las calles de la Ciudad de México sin toparte con un enorme hoyo a la mitad del arroyo vehicular. En el mejor de los casos, alcanzarás a esquivarlo, pero casi siempre caes en él, desatando toda una serie de problemas, como el que la llanta se ponche o se dañe el rin.

Tras el golpe, muchos automovilistas se conforman con que su carro sea capaz de moverse y olvidan lo sucedido; sin embargo, éste es un grave error. Es posible que la llanta no reviente y que el rin no sufra ningún daño, pero puede romperse el portamangos. ¿Sabes qué es? Nada más y nada menos que el soporte que une la dirección y la suspensión, además de que mantiene todas las partes en su ligar, detrás de las ruedas delanteras.

En caso de que el portamangos sufra una fractura o alguno de sus brazos se rompa por completo, tu auto quedará prácticamente inservible y tendrás que llamar a una grúa.

Es importante que siempre que caigas en un bache, lleves tu coche a la agencia o con un mecánico de confianza para que lo revise. Aun cuando haya podido moverse después del golpe, existe el riesgo de que se dañaran los amortiguadores y/o la suspensión. De ser así, deben ser sustituidos, y créenos, no es nada barato.

Lo que tal vez no sepas es que, por disposición oficial, el Gobierno de la Ciudad de México deberá pagar los daños que sufra cualquier vehículo al caer en un bache. No queremos engañarte, no es un trámite sencillo, pero vale la pena cumplir con él para ahorrarte una buena suma.

Éste es el proceso que debes seguir:

  • Tras el accidente, debes acudir inmediatamente al Juzgado Cívico de la Delegación en la que se encuentra el bache. ¡Ojo! Si alguien resultó lesionado, debes presentarte ante el Ministerio Público.
  • Las autoridades levantarán un acta para que se haga un peritaje en tránsito terrestre, valuación de daños y mecánica de hechos.
  • No olvides pedir una copia certificada del acta. Para ello debes presentar: licencia, tarjeta de circulación, identificación oficial, factura del vehículo (si no está a tu nombre, debe estar endosada)
  • Para acelerar el trámite, te sugerimos que tomes fotografías del accidente y los daños que sufrió tu coche.

Toma en cuenta que cuando los baches se encuentran en una vía secundaria, podrás exigir el pago de los daños en alguna de las 16 delegaciones; pero si el accidente tiene lugar en una vía primaria, tendrás que acudir a la Dirección General de Servicios Urbanos.

Apréndete los pasos de memoria y comparte esta información con todos tus amigos y familiares. Recuerda que los baches abundan en esta ciudad.