¡Comparte en tus redes!

Éstas son las enfermedades más comunes en los niños

Los niños pueden enfermarse fácilmente. El contacto continuo entre ellos favorece el contagio de infecciones producidas por virus y bacterias.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública, las infecciones respiratorias y estomacales son las enfermedades que más afectan a los niños en edad escolar. Mientras que la vacunación oportuna ha controlado el contagio de infecciones virales, como la poliomielitis, tuberculosis, difteria, tétanos, sarampión y tos ferina

ninoenfermoAsí, las enfermedades que, según la autoridad, tienen mayor incidencia entre los niños son:

  • Diarrea. El niño evacúa heces líquidas más de tres veces, durante 24 horas. Si no se atiende a tiempo, el pequeño puede deshidratarse. Las causas principales de esta enfermedad pueden ser múltiples. Éstas van desde consumir alimentos en mal estado, beber agua contaminada o ingerir frutas o verduras sin madurar; así como comer con las manos sucias o llevarse tierra u objetos sucios a la boca. La mejor manera de prevenir este padecimiento es vigilar la higiene de tu familia y hogar. Asegúrate que todos se laven las manos antes de comer y después de ir al baño, tomar agua purificada, lavar y cocer bien las verduras; freír el pescado y no ingerir alimentos en mal estado.
  • Estreñimiento. Muchos niños tienen problemas de estreñimiento porque beben poca agua, no consumen alimentos ricos en fibra natural, no realizan ejercicio o porque son obligados a defecar cuando no tienen necesidad. Si se presenta con demasiada frecuencia aparecen grietas en el ano y provocan dolor. Para evitar esta enfermedad, se recomienda que los niños tomen agua en abundancia, consuman frutas y verduras, además de alimentos ricos en fibra. Es importante que los pequeños realicen ejercicio con frecuencia y no se usen laxantes o purgantes, sobre todo si hay dolor en el estómago.
  • Parásitos. Éstos entran al organismo por la boca, a través del agua, los alimentos, el polvo, las manos o los trastes mal lavados. Cuando un niño tiene esta enfermedad, se siente débil, pierde el apetito y se detiene su crecimiento, pues los parásitos succionan el alimento que consume y su sangre, favoreciendo la desnutrición. Es importante que sepas que también hay parásitos externos, como las pulgas, piojos, chinches y liendres. La mejor manera de prevenir que los pequeños tengan parásitos se deben reforzar los hábitos de higiene.
  • Picaduras de insectos. Aunque muchas veces la picadura de un insecto sólo provoca la aparición de una roncha, en otras tantas se presenta calentura o se adquiere una enfermedad grave como paludismo, dengue, zika y chikungunya. Para prevenir estas picaduras, es necesario mantener un ambiente limpio donde no exista basura o comida regada, ya que éstos son los principales alimentos de estos insectos.
  • Respiratorias. La tos, los resfriados, la influenza y la neumonía son infecciones respiratorias agudas que provocan microorganismo o bacterias. Para prevenir estas enfermedades es importante no exponer a los niños a cambios bruscos de temperatura, consumir bebidas y alimentos ricos en vitamina C, evitar el contacto con personas enfermas.

Aunque muchas de estas enfermedades no son graves, requieren la atención médica inmediata para evitar que se compliquen.