¡Comparte en tus redes!

Éstas son las vacunas que necesita tu hijo

vacunasHablar de vacunas es hablar de la salud presente y futura de tu hijo. Aplicar a tiempo estas sustancias puede marcar la diferencia entre una vida plena y una llena de complicaciones médicas.

De hecho, gracias a la vacunación se han podido erradicar enfermedades devastadoras, como la poliomielitis y el sarampión. Por ello es importante que tu pequeño reciba sus vacunas a tiempo. ¿Sabes cuáles necesita?

El Esquema Nacional de Vacunación, de la Secretaría de Salud, establece que las vacunas que debe recibir un pequeño son:

  • Al momento de nacer: Hepatitis B y Tuberculosis (BCG).
  • 2 meses: Hepatitis B, Rotavirus, Neumococo Conjugado, Pentavalente Acelular (difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, influenza tipo B).
  • 4 meses: Rotavirus, Neumococo Conjugado, Pentavalente Acelular (difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, influenza tipo B).
  • 6 meses: Rotavirus, Hepatitis B, Influenza, Pentavalente Acelular (difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, influenza tipo B).
  • 7 meses: Influenza (segunda dosis).
  • 12 meses: Neumococo Conjugada y Triple Viral (sarampión, rubéola, parotiditis).
  • 18 meses: Pentavalente Acelular (difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, influenza tipo B).
  • 2 años: Influenza (refuerzo anual).
  • 3 años: Influenza (refuerzo anual).
  • 4 años: Influenza (refuerzo anual) y Difteria (refuerzo).
  • 5 años: Influenza (refuerzo anual), Poliomielitis (refuerzo-oral).
  • 6 años: Triple Viral (sarampión, rubéola, parotiditis).
  • 11 años: Virus del Papiloma Humano.
  • 15 años: Tétanos y Difteria (debe aplicarse un refuerzo cada 10 años).

Recuerda que entre los 19 y 59 años debe aplicarse el refuerzo anual de la vacuna contra la influenza, sólo si presenta alguno de los factores de riesgo, como asma, diabetes, obesidad, afecciones cardiovasculares y/o renales, enfermedades hepáticas y anemia, entre otros padecimientos)

Para recibir las vacunas, puedes llevar a tu hijo al Centro de Salud más cercano. No es necesario que seas derechohabiente del IMSS o el ISSSTE para que se le apliquen las inmunizaciones. Recuerda llevar contigo su Cartilla Nacional de Salud (antes carnet o cartilla de vacunación).

No dudes en compartir esta información con todos tus seres queridos.