¡Comparte en tus redes!

Estimulación temprana en bebés

18-Ene-2016BebeMamaLa estimulación temprana es indispensable para que los niños tengan un correcto desarrollo, puede definirse como el conjunto de medios, técnicas, y actividades con base científica y aplicada en forma sistémica y secuencial que se emplea en niños desde su nacimiento hasta los seis años.

¿Para qué sirve? sirve para que el bebé desarrolle al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas y evita obstáculos en el desarrollo. Además, este tipo de técnicas ayudan a los padres a cuidar a sus hijos de la manera más correcta, pues les enseñan autonomía a sus hijos.

¿Por qué es importante?

La estimulación temprana es importante porque permite el perfeccionamiento de los órganos y los sentidos, especialmente la vista y el oído, además, los procesos psíquicos y las habilidades que se constituyen mediante estas técnicas son de mucho beneficio para la vida posterior del niño.

Gracias a estas técnicas y medios el niño aprende a orientarse, desarrolla sus estados emocionales y aprende más rápido. El objetivo no es desarrollar niños precoces, sino brindarle experiencias que le ayudarán a formas bases para nuevos aprendizajes. Comprende varias áreas, que son: Motor Grueso, motor fino, lenguaje y desarrollo social y afectivo.

El Motor Grueso son los grandes movimientos del cuerpo, piernas y brazos; el motor fino se refiera a los movimientos finos y precisos de las manos y dedos; el lenguaje es para mejorar su capacidad de comunicarse y hablar; el área socio-afectiva le ayudará al niño a relacionarse con los demás y expresar sentimientos y emociones. Aquí algunos ejercicios de estimulación temprana en bebés, específicamente en niños de 0 a 12 meses.

Algunas técnicas de estimulación en niños de 0 a 12 meses

  1. Masajes. Con la ayuda de un paño suave dale un masaje a tu bebé, ponle crema o aceite y cuéntale cómo se sientes las caricias que le haces, así fortaleces sus lazos de empatía y su gusto al tacto.
  2. Cabeza. Acuéstalo boca abajo, ponle juguetes coloridos y son sonidos agradables para que él se sienta motivado a mover su cabeza. Acuéstalo boca arriba y pon juguetes a los lados para que mueva y gire su cabeza a los lados y a otras direcciones.
  3. Rodar. Cuando el bebé haya aprendido a mover su cabeza enséñale a girar su cuerpo. Acuéstalo sobre una manta suave, levanta lentamente un lado de la manta y permite que él ruede, repite las acciones y háblale con alegría mientras lo haces, juega con él. Favorecerás la motricidad de tu bebé.
  4. Que agarre tu dedo. Pon tu dedo en la palma de su mano, harás que él cierre su mano. esto le ayuda a estimular sus reflejos. Si tu bebé se la pasa con la mano cerrada frótale desde el dedo menique hasta la muñeca, así abrirá la mano y tomará tu dedo. Con este simple ejercicio lo ayudas a desarrollar su psicomotricidad.
  5. Espejo. Pon a tu bebé en un lugar cómodo y ponlo frente a un espejo. Puedes cargarlo y sonreír mientras ambos se ven en el espejo, haz señas con las manos, le ayudarás a estimular su auto conocimiento corporal.
  6. Háblale. Para desarrollar tu lenguaje acarícialo, sonríe y háblale cuando no pueda dormir, llámalo por su nombre en tono dulce. Mueve la mano y di "adiós" para que el bebé comience a imitarte. Cuéntale todo lo que haces hablándole claro para que entienda
  7. Parpadeos y juegos. Da ligeros toquecitos en su nariz para estimular su reflejo de parpadeo; si suelta un objeto deja que lo recoja; juega a aparecer y desaparecer frente a él con una manta.

Visita a tu pediatra y pídele más consejos sobre la estimulación temprana en bebés, esto te ayudará a que tu hijo tenga un correcto desarrollo y lo ayudarás a que le resulte más fácil aprender las cosas.