¡Comparte en tus redes!

Aquí los primeros síntomas del embarazo

¡Por fin sucedió, estás embarazada! La noticia te ha hecho tan feliz que te urge compartirla con el mundo entero. No has salido aún del consultorio del ginecólogo y ya lo has anunciado en todas tus redes sociales, has llamado a tu mamá y estás más que lista para sobregirar tu tarjeta de crédito con la compra de juguetes y ropa para el bebé, ¿ya te imaginaste con los síntomas del embarazo?

20394660_1635676533144272_240935063_oAntes de que te pongas frente al volante, queremos que te sientes cinco minutos y respires. Ahora, dinos ¿estás lista para lidiar con los malestares propios del embarazo? Los mareos, antojos y náuseas son sólo una parte de todo lo que experimentarás en los próximos días.

Si no tienes ni idea de lo que te estamos hablando, no te preocupes, preparamos una lista de los primeros síntomas que tendrás:

  • Sangrado vaginal. Tras la implantación del óvulo fecundado en la pared del útero, algunas mujeres presentan un ligero sangrado vaginal, que muchas veces se confunde con la llegada de la menstruación.
  • Cólicos. Durante los primeros días del embarazo pueden presentarse molestias en la parte baja del abdomen, similares a los cólicos menstruales. Esto se debe a que el útero sufre alteraciones constantes, inclusive de tamaño, lo que provoca que aparezcan algunas contracciones.
  • Retraso menstrual. Ésta es la señal clásica del embarazo, y lo que lleva a muchas mujeres a realizarse pruebas que confirmen o descarten sus sospechas.
  • Aumento de senos. Durante la primera y segunda semana de gestación, puede percibirse un ligero aumento de senos, acompañado de sensibilidad. Esto se debe a los cambios hormonales que preparan las mamas para la lactancia.
  • Náuseas. Aunque las náuseas y vómitos suelen presentarse entre la sexta y doceava semana de gestación, algunas mujeres las experimentan desde los primeros días del embarazo. En ocasiones, suelen ser tan intensas que les resulta difícil alimentarse.
  • Estreñimiento. Al aumentar la producción de progesterona, algunos órganos y tejidos se relajan para facilitar la expansión del útero. Tal es el caso de los intestinos que reducen su capacidad de contracción, por lo que el tránsito intestinal se vuelve más lento provocando estreñimiento.
  • Hinchazón abdominal. No es como si de un día para otro el útero se expandiera, pero sí notarás tu vientre ligeramente inflamado, inclusive cuando el feto aún es muy pequeño. Esto se debe a que tu cuerpo se está preparando para el crecimiento uterino.
  • Fatiga. Las alteraciones hormonales también afectan los sistemas nervioso, cardiovascular y respiratorio, por lo que te sentirás más cansada que de costumbre. Incluso, por las mañanas te será más difícil despertarte y a lo largo del día sólo querrás dormir.
  • Paladar y olfato. Durante las primeras semanas del embarazo es común que se altere tu paladar, por lo que los sabores que antes amabas ahora te resulten desagradables. Lo mismo ocurre con los aromas fuertes, como perfumes, alimentos o productos de limpieza, entre otros.
  • Cambios de humor. Éste es uno de los síntomas más conocidos, y también de los más explotados por el cine y la televisión. ¿Cuántas veces has visto programas en los que las embarazadas lloran sin un motivo aparente y pasan de la alegría a la tristeza o el enojo?
  • Dolor de cabeza. Aunque no se presenta en todos los casos, muchas mujeres sufren dolores de cabeza durante la gestación. Esto se debe a los cambios hormonales, al relajamiento de los vasos sanguíneos y a las alteraciones del flujo sanguíneo cerebral. Por supuesto, también influyen el cansancio y el estrés.
  • Dolor de espalda. Usualmente, las embarazadas sufren dolores de cabeza cuando su vientre ya pesa demasiado; sin embargo, este malestar puede surgir cuando el feto aún es muy pequeño. Esto se debe a que la progesterona relaja los músculos y ligamentos de varias partes del cuerpo, incluyendo la espalda y el abdomen, haciendo que la embarazada altere su postura y encuentre dificultades de lidiar con el propio peso.

Recuerda que la frecuencia e intensidad con que se presenten estos síntomas pueden variar de mujer a mujer, además de que muchos de ellos desaparecen en el segundo trimestre del embarazo.

Agradecerás sentir náuseas durante el embarazo, en este link.

Ejercicios que debes hacer durante el ejercicio, en este enlace.

Mitos que no debes creer sobre el embarazo, aquí.