Estos son los tipos de trastornos de aprendizaje que puede tener tu hijo

¡Comparte en tus redes!

No es fácil aceptar que tu hijo tiene algún trastorno de aprendizaje y problemas para desempeñarse como cualquier niño de su edad; sin embargo, él necesita de todo tu apoyo para encontrar la manera de sobrellevar la situación y abrirse camino en el mundo.

Si has detectado que a tu pequeño se le dificulta aprender nuevas palabras, no puede seguir instrucciones, ni diferenciar la derecha de la izquierda, entre otros síntomas, no dudes en acudir con un psicólogo o buscar a un especialista en aprendizaje.

Aunque no se ha podido determinar la causa de estos problemas, se cree que se debe a algunas anomalías neurológicas leves, que afectan la forma en que el cerebro recibe, interpreta y envía la información. En la mayoría de los casos, los trastornos de aprendizaje se deben a una predisposición genética.

Debes saber que los trastornos de aprendizaje se dividen en tres categorías:

TRASTORNOS DEL HABLA O LENGUAJE

Dislexia. Si tu hijo tiene este trastorno se le dificultará leer, ya que su cerebro no percibe correctamente el orden de las letras; de ahí que no entienda las palabras.

PROBLEMAS PARA LEER, ESCRIBIR Y APRENDER MATEMÁTICAS.

Disortografía o disgrafia disléxica. Trastorno del lenguaje, en que no escriben las palabras de manera correcta. Usualmente, los niños invierten el orden de las letras, o el sentido en el que se escriben las palabras.

Discalculia. Este trastorno se enfoca específicamente en la dificultad para aprender matemáticas. Al igual que con la dislexia, el niño no comprende los números y le resulta imposible realizar cálculos. La mayoría de las personas que tienen este problema son mal diagnosticadas, ya que sus síntomas suelen confundirse con déficits de percepción visual.

PROBLEMAS DE COORDINACIÓN, MOTRICIDAD O MEMORIA
Desatención: Aunque este trastorno puede estar relacionado con otras condiciones, como el déficit de atención y la hiperactividad, también puede presentarse individualmente. Quienes presentan este problema suelen distraer con facilidad, ante la presencia de cualquier factor externo.

Recuerda que los maestros de tu hijo también pueden orientarte sobre terapias del habla, física y ocupacional que lo ayudarán a mejorar su desempeño escolar.