¡Comparte en tus redes!

Evita la caída del cabello durante el embarazo

Los cambios hormonales en el embarazo pueden alterar por completo la apariencia de tu cabello, ya que el cuero cabelludo produce más sebo. Durante esos meses, tu pelo puede lucir más brillante o completamente graso, así que necesitarás prestarle mayor atención.

Por si fuera poco, en el embarazo también es frecuente que el cabello se debilite y caiga con facilidad. La situación no mejora sino hasta seis meses después de dar a luz, por lo que conviene extremar los cuidados.

Si quieres evitar la caída del cabello durante y después del embarazo te recomendamos:

  • Dieta equilibrada. Al nutrirte adecuadamente protegerás tus folículos capilares y estimularás el crecimiento de tu cabello. Recuerda incluir frutas y verduras para tener mejores resultados.caída cabello
  • Vitamina B. Este nutriente fortalece tu cabello y frena su caída, por lo que te conviene consumir alimentos ricos en vitamina B, como avena, soya, levadura de cerveza, pollo, pescado y aguacates.
  • Omega 3. Este ácido graso restaura y mantiene la humedad del cuero cabelludo para que tu pelo crezca sano y fuerte; por ello te conviene incluir en tu dieta pescados azules, nueces y vegetales de hoja verde.
  • Minerales. Incluir en tu dieta alimentos ricos en calcio, hierro, yodo y zinc, te permitirá tener un cabello fuerte y brillante.
  • Masaje. Usa agua templada para lavar tu cabello y recuerda masajear el cuello cabelludo haciendo círculos con las yemas de los dedos.
  • Tratamiento. No utilices secadores, planchas o tenazas para peinar tu cabello. Evita recogértelo en coletas o trenzas apretadas, pues favorecen la caída del pelo. Recuerda que no puedes usar tratamientos anticaída sin consultar con tu ginecólogo, pues su composición química podría afectar tu embarazo.
  • Remedio caseros: Un conocido remedio para frenar la caída del cabello es el tratamiento de zanahoria con coco. Para prepararlo sólo tienes que mezclar el jugo de seis zanahoria con una taza de leche de coco. Aplica este líquido en todo tu pelo y déjalo actuar por 15 minutos. Retira con agua tibia. También puedes mezclar 10 gotas de aceite de almendras con aloe vera. Masajea suavemente y enjuaga.

Lo más importante es que no te desesperes, pues el estrés también favorece la caída de cabello.