¡Comparte en tus redes!

¿Éxito es igual a felicidad?

 

¿El éxito nos da felicidad? O ¿lograr la felicidad es nuestro éxito? Muchas personas ligan estos dos conceptos y pareciera que uno sin el otro no tendrían sentido, pero la felicidad y el éxito son dos acciones que debemos separar para vivirlas en plenitud.

Puedo entender por los sinónimos que muchas personas le dan al éxito, que lograr nuestras metas es el único camino a la felicidad. Sacrificio es una de las palabras que más se asocia al éxito, “debemos sacrificarnos para lograr nuestras metas” se menciona con frecuencia.

Sacrificio significa muerte, hacer algo que no nos gusta, repulsión, y de ahí nace la falsa creencia de que tenemos que sufrir o hacer algo que nos desagrada para tener éxito, solo así lo disfrutaremos más, y como hacer algo que no nos gusta no nos hace felices, entonces solo cuando logremos el objetivo si lo seremos.

El ver la felicidad desde esta óptica nos puede frustrar, esperar ser felices solo cuando logremos el éxito cuando existe la posibilidad de no lograr nuestras metas y por consecuencia no sentirnos plenos, pero también podemos conseguir nuestro objetivo y no sentirnos felices. Eso nos puede llevar a creer que esa meta no era nuestra felicidad y ponernos una nueva y así consecuentemente nunca logrando sentirnos satisfechos.

¿Qué es la felicidad? Es un estado de ánimo que causa bien estar, y para entender lo que es la felicidad tenemos que vivirla y también vivir su opuesto, esto nos hará apreciarla más y vivir plenamente cada momento que gocemos de ella.

Entonces ¿Por qué solo permitirnos sentirnos felices cuando logremos una meta? La vida es mucho más que eso, debemos separar estos dos conceptos, ¿el éxito nos puede dar felicidad? Claro, pero no como una condición, si no como una recompensa hacer nuestro trabajo bien y motivarnos a seguir adelante.

Pero también debemos sentir felicidad al planear nuestra meta, al ejecutarla y al terminarla, debemos sentirnos plenos el mayor tiempo posible y no solo condicionado al cumplimiento de un objetivo.

¿Podemos ser felices siempre? La realidad es que la vida es cíclica, habrá tiempos buenos y tiempos malos, pero si te puedo asegurar que hay personas que prolongan más los tiempos felices y acortan los malos ¿Por qué no ser tu uno de ellos?

Es muy simple, si lo que haces no te hace feliz renuncia a ello, la vida es muy corta para no ser felices, y es mentira que solo el sacrificio nos dará la felicidad, no pierdas tu tiempo creyendo que algún día serás recompensado y feliz, puedes serlo desde ahora.

El éxito es muy simple, ponernos una meta y cumplirla, siempre tenemos que buscar superarnos y ser mejores, pero también siempre en todo este proceso tenemos que ser felices.

Por lo que podemos concluir que la felicidad no es el éxito, la felicidad debe ser parte del proceso del éxito y de nuestra vida, así que: ¡a ser felices y exitosos!

Adrián Gutiérrez