¡Comparte en tus redes!

Tu felicidad depende de cómo te relaciones

Paola RubioDicen que el nivel de felicidad que las personas experimentan, es directamente proporcional a la calidad de las relaciones que establecen. Incluso hay un estudio de Harvard que tiene casi ochenta años, en dónde siguieron la vida de 700 hombres jóvenes y llegaron a la conclusión de que quienes manifestaban ser más felices a lo largo de su vida, eran aquellos que habían generado mejores relaciones con familia, amigos cercanos y la comunidad en general.  Yo por mi parte, pienso que el saber crear y mantener relaciones personales es clave para el éxito, y para eso, tenemos que entender como funcionan las relaciones humanas:

  1. Las relaciones son espejos ante los cuales nos vemos reflejados. Los amigos, la pareja, los hijos, los padres, los vecinos, el jefe, todos nos reflejan algo sobre nuestra propia personalidad. Vemos lo negativo y lo positivo, lo que te gusta y lo que te disgusta de otros, solamente si lo hemos encontrado antes dentro de nosotros mismos, lo reconozcamos o no. Y a esto es a lo que se le conoce como lo que te choca, te checa. Hay comportamientos de otras personas que nos aprietan un botón y nos causan una reacción emocional determinada, a la cual podríamos ponerle atención y preguntarnos ¿Qué me pasa a mí cuando está persona hace tal cosa?

 

  1. La mayoría de nuestras relaciones con otras personas, son en realidad relaciones con nuestro propio aprendizaje. Y hasta que no aprendamos aquello que estamos destinados a aprender, la vida nos lo pone una y otra vez con diferentes personajes y distintos escenarios. Es un ciclo. Imaginemos el caso de una mujer en cuyas últimas tres relaciones de pareja le han sido infiel. Hay algo que ésta mujer requiere aprender para romper ese ciclo. Tal vez aprender a elegir mejor a sus parejas, tal vez cambiar sus creencias, no lo sé… pero puedo asegurar que de seguir sin aprender la lección, tendrá una cuarta relación en donde le pondrán los cuernos. La vida no se cansará de ponerle pruebas hasta que las pase o muera en el intento… Así que la pregunta recomendada es, de cada relación presente en tu vida (amigos, familia, pareja, compañeros, etc), ¿qué tienes que aprender?

 

  1. Las relaciones tienen una duración determinada y finita. Y duran exactamente lo que tienen que durar, aunque quedáramos con ganas de más. Hay relaciones de toda una vida, hay relaciones de una hora y en realidad no importa tanto su duración si no lo aprendido. Tus amigos de la secundaria no necesariamente lo son después de la universidad. Una relación de calidad no puede vivir de recuerdos anecdóticos, se requiere una relación en el presente para prosperar. Hay una verdad innegable en las relaciones humanas: Tarde o temprano nos vamos a separar. Por ejemplo una pareja de viejitos que llevan 75 años casados, se aman pero su relación no será eterna, uno de los dos morirá, o quizá desarrolle alzheimer y deje de estar aquí en conciencia. Tarde o temprano nos vamos a separar, ¿por qué no disfrutarnos hasta entonces y llegado el momento, dejar ir?

 

  1. Las leyes humanas funcionan diferente a las leyes de la física en dónde los opuestos se atraen y los iguales se repelen. En las relaciones entre personas, funciona al contrario. Tenemos que ser las personas con las que quisiéramos toparnos en la vida. ¿Quieres gente saludable a tu alrededor? Comienza por serlo tú, ¿quieres gente exitosa? Empieza a asumirte como persona exitosa, ¿Quieres alguien que te ame profundamente? Ámate profundamente tú. Atraemos lo que somos y lo que creemos que merecemos, pero sobre todo atraemos a las personas que están en nuestro mismo nivel de conciencia.

 

  1. La relación más importante, es la que tienes contigo mismo, y con todo tu mundo interior. ¿Cómo es tu relación con tu cuerpo? ¿Cómo te tratas? ¿Qué cosas te dices? ¿Qué cosas haces por otros que no haces por ti? Cuidar de ti antes que de nadie no te hace egoísta, te hace responsable. No puedes dar lo que no tienes, y si quieres ver por los demás requieres empezar a ver por ti. Fomentar una autoestima saludable es el primer paso y de la relación que tengas contigo mismo, dependerá tu éxito en tus demás relaciones.

Paola Rubio

Paola Rubio