¡Comparte en tus redes!

¿Feliz o triste navidad?

Mariesther Martínez ErozaDiciembre me gustó pa' que te vayas…. reza la canción Amarga Navidad de nuestro talentoso José Alfredo Jiménez. ¡Ay José Alfredo, qué razón tenías!

Para muchos el 2016 fue un año de cierres y de pérdidas. Como te darás cuenta, en mis columnas te he platicado de mis procesos personales y sí, este año me tocó la triste partida de mi padre, pasé a la fila de la RENATA, reserva nacional de talentos, es decir me corrieron de una chamba y el tema de la pareja sin remedio.Y luego te da por prender las noticias y lo único que ves son desastres, guerra, inundaciones, que Trump como presidente y sí…. el corazón se hace chiquito. Razones para una triste Navidad abundan.

Y aquí es donde uno tiene que recurrir al libro motivacional que te dice: lo mejor está por venir, no hay mal que para bien no venga, cuando la noche está más oscura es porque ya va a amanecer, pones a Yuri con “siempre vendrán tiempos mejores” y toda esa bola de palabras que cuando te sientes mal son solo eso: palabras. Y este artículo seguro dirás que son: palabras.

Cuenta la historia que un día frío, hace 2016 años (aproximadamente), una pareja cansada de pedir ayuda y recibir sólo malas caras y portazos en la nariz, encuentran una cueva desolada y fría rodeada de animales que daban calor, y es donde se detienen a descansar para recibir la llegada del bebé que esperaban. Un ser que era su esperanza y por el cual se habían mantenido avanzando. Un ser que no iba a recibir lujos pero si todo el amor y devoción. Así mismo cuenta la historia que ese ser era nada más y nada menos que la esperanza para el mundo. Tres reyes habían seguido la pista y pedido señales para ir a postrarse ante él y ofrecer sus dones para que apoyarle y pudiera cumplir su misión.

Muchos de nosotros hemos caminado arduos senderos y algunos estamos muy cansados. Algunos necios hemos vivido la misma prueba año con año y aun no aprendemos; eso agota. Otros han sido sorprendidos por la vida con pruebas inesperadas y aun así se mantienen en la lucha. Y algunos más ven su vida como una cueva oscura.

Esta Navidad en esa cueva oscura va a nacer la esperanza, siempre nace. Dejemos que esa esperanza se encienda y nos ilumine dándonos calor nuevamente para levantarnos y seguir avanzando. Navidad significa Nacimiento y la historia está llena de símbolos, ciclos que terminan y otros que empiezan, pérdidas y nacimientos. El ser que nace eres tú. Deja que el amor y la devoción calienten tu corazón viendo la vida hacia el futuro. Que el 2017 no te agarre distraído o mal parado. Recíbelo atento y decidido a ser el protagonista. Si ya sabemos que vienen pruebas como siempre, hay que estar preparados para recibirlas porque la vida no se acaba hasta que se acaba y la esperanza nunca muere.

¡Feliz Natividad, Feliz Nacimiento, Feliz Navidad!

Mariesther Martínez Eroza