Conoce las formas de preparar el tejocote

¡Comparte en tus redes!

La palabra tejocote procede del náhuatl texócotl, es una fruta mexicana y muy tradicional en éstas fechas, la puedes ver siempre en los ponches y también se encuentra como uno de los premios que colocan en las piñatas.

SABIDURÍA QUE AYUDA: Se le llama también Crataegus mexicana, conocida comúnmente como manzanita, manzana de Indias, tejocotera y tejocote, denominación que también se da al fruto del árbol del mismo nombre, es una especie nativa de México y algunas zonas de Guatemala que ha sido introducida a lo largo de los Andes. La palabra tejocote procede del náhuatl texócotl, que significa "fruta ácida y dura".

El tejocote es una planta rosácea que da un fruto parecido a la ciruela, de color amarillo. Este fruto se utiliza en casi todos los hogares mexicanos durante las fiestas navideñas para preparar dulces y jaleas, aunque también se puede comer de forma natural. Y también se puede comer al natural. A continuación algunas formas de preparar el tejocote.

También te puede interesar los beneficios de comer tejocote.

Lo puedes preparar como Ponche, aquí te hablamos de una variante de ponche que puede servirte en tus posadas.

Ponche con vino tinto

  • azúcares morena marca Hill Country Fare
  • 2 clavos de olor
  • 6 rajas de canela
  • 1/2 botella de vino tinto
  • 4 manzanas
  • 1/2 taza de pasa uva pasa
  • 15 guayabas
  • 3 naranjas
  • 25 tejocote

Lava las frutas, rebana manzanas y guayabas, pela y parte los tejocotes. Hierve 25 tazas de agua con azúcar y canela en una olla, de preferencia de barro ya curada. Agrega la fruta, cuando esté cocida retiras la olla del fuego y añades el vino tinto. Para pelar los tejocotes, calienta agua, cuando esté hirviendo mete los tejocotes, apaga el fuego y en cuanto se ablande la cáscara, procede a pelarlos, así es más fácil. El agua sobrante de esta sencilla operación de pelado la puedes emplear para el ponche, no desperdicias y te queda más sabroso.

Dulce te tejocote

  • 250 gramos de tejocote
  • 250 gramos de guayaba
  • 200 miligramos de higo
  • 2 manzanas
  • 2 peras
  • 2 tazas de piloncillo
  • 3 clavos de olor
  • 3 anís de estrella

Lava las frutas y córtales el pedúnculo o rabillo de la parte superior y la parte de abajo o base. Las manzanas y peras se cortan en cubos grandes. Coloca el piloncillo en una olla, también las frutas, los clavos de olor y el anis.

Vierte agua hasta cubrir las frutas, pero debe tenerse cuidado que no se derrame la olla. Calienta a fuego alto hasta que brote el hervor y luego a fuego bajo por 45 minutos. Se sirve caliente y se puede acompañar con leche.

Tejocotes en almíbar

  • 1 kilo te tejocote limpio
  • 5 gramos de cal blanca
  • 4 tazas de azúcar
  • 2 rajas de canela
  • 10 clavos enteros
  • 1 cucharada de ralladura de naranja

Remoja por una hora los tejocotes en agua con cal. Retira los tejocotes y colócalos en una olla con agua y hierve por 10 minutos. Saca y retira la piel y regrésalos a la olla. Cocina por 30 minutos a fuego medio.

Para hacer el almíbar en una olla mezcla 8 tazas de agua con azúcar, canela, los clavos y la ralladura de naranja. Dejar que hierva hasta que se reduzca a la mitad. En una licuadora muele 3 tejocotes con el almíbar y listo.