Formas deliciosas de comer avena

¡Comparte en tus redes!

La avena es un alimento delicioso y saludable, pues te ayuda a mantener un buen peso, regula los niveles de azúcar en la sangre y disminuye la hipertensión arterial y el colesterol, es un excelente laxante, fortalece los huesos y previene el cáncer de mama. Aquí algunas formas deliciosas de comer avena:

1.- Agua de avena. Es deliciosa y muy saludable, sólo tienes que hervir un poco de agua con un puño de avena, si quieres agregar un toque de sabor sin perjudicar tu salud puedes endulzar con un poco de agua.

2.- Galletas de avena. Mezcla 2 cucharadas de avena con 4 de miel, agrega media cucharada de canela y vainilla, mézclalas y vierte el resultado en un recipiente para horno, previamente bañado en mantequilla. Hornea hasta que quede todo dorado.

3.- Fruta con yogurt. Pica manzana, plátano y pera, agrega yogurt al gusto y pon encima un poco de nuez y almendras, ¡por supuesto no debe faltar la avena!, con media taza es suficiente. Si lo deseas puedes endulzar con miel.

4.- Ensalada. Mezcla cebolla picada, tomate, frijoles germinados, papas hervidas, pepino rebanado o picado, jugo de limón, hierbas de menta y perejil. Hierve avena con un poco de sal por 25 minutos, escúrrela y enjuaga con agua fría, luego agrégala a tu ensalada.

5.- Tortas de avena. Procesa 1 cuchara de avena, media cuchara de queso cottage, 8 cucharadas de huevo, 2 cucharadas de vainilla y 1 de canela, mezcla perfectamente bien y cocina en porciones en forma de panqueques, las puedes acompañar con miel o con alguna jalea casera.

6.- Avena con leche y frutas. Necesitas dos tazas de leche, 6 cucharadas de hojuelas de avena, canela en polvo y miel al gusto. Mezcla todos los ingredientes en una olla (menos la canela en polvo), ponlos a fuego medio por 10 minutos, revuelve de forma frecuente con una cuchara de madera. Espera a que la avena se ablande. Se sirve caliente con un poco de canela espolvoreada. Agrega a la bebida frutos secos o trozos de fresas y rebanadas de plátano.

7.- Bebida refrescante. Mezcla en la licuadora un vaso de leche de vaca, de soya o de almendras (la leche que tú quieras). Agrega dos cucharadas de avena, azúcar al gusto y canela. Permite que la mezcla se licue hasta que las hojuelas de avena se desintegren. Bebe y disfruta inmediatamente, puedes agregar un poco de hielo.