Formas rápidas de perder tu empleo

¡Comparte en tus redes!

Cuando uno está desempleado hace de todo con tal de conseguir un trabajo, pero cuando ya se está dentro muchos cometen el error de descuidarlo y comportarse como si tuviera asegurado su puesto por muchos años. Ese es un error que debes evitar, cuida tu trabajo y mantente en un trabajador indispensable, no en un elemento elegible para despedir por parte de tus jefes. Antes de pasar a las formas rápidas de perder tu empleo, te damos algunos consejos para fortalecer tu imagen.

1.- Ser propositivo. Propón cosas nuevas, soluciones en lugar de problemas. Ser proactivo te ayudará a conservar tu empleo y quizá puedas ascender o aspirar a un puesto mayor. Hacer el menor esfuerzo podría ponerte en la lista de los candidatos a despedir. Todos cometemos errores, aprende a aceptar tus errores en el trabajo.

2.- Resolver asuntos personales. Procura que tu tiempo laboral sea sólo para hacer cosas del trabajo. Evita las llamadas telefónicas personales y los asuntos que no son de la empresa en la computadora.

3.- Deja de quejarte. Las actitudes negativas son las que te colocan en la lista de los prospectos a despedir. Mejor cambia de actitud, pero si no estás contento en la empresa es mejor buscar otro lado. Si algo salió mal, es mejor aprender a manejar la frustración con cosas positivas.

4.- Trabaja en equipo. Cuando se trabaja en equipo las cosas se resuelven mejor y más rápido. Además la jornada laboral es más amena y trabajas más rápido. Los expertos aseguran que los que no se integran trabajan más lento.

5.- La puntualidad. Ser puntual es un factor determinante. En muchos lugares la impuntualidad es muy mal vista por los jefes.

6.- Chismes. Las personas que se la pasan hablando mal de los demás son elementos en los que no se puede confiar, pues contaminan el ambiente y generan distracción. Si eres de los que hablan mal de otros.. ¡Créeme! Estas mostrando una pésima imagen. A propósito, evita publicar asuntos laborales en tus redes sociales.

7.- No te atrases. Si atrasas tu trabajo podrías atrasar el de los demás. Cuando dejas las cosas para mañana haces a la empresa más lenta.

Ahora pasemos con algo de buen humor, para amenizar un poco tu día. Te mostramos algunas formas bastante estúpidas graciosas de perder tu empleo en cuestión de segundos.

No leer bien las instrucciones

Ser descuidado con lo que estás haciendo

Hablar mal de los demás

Quedar mal con el cliente

La modelo no prestó la suficiente atención

Ten cuidado al trabajar con montacargas