Frutas y verduras amarillas y naranjas

¡Comparte en tus redes!

El amarillo es uno de los colores primarios, es un color claro y hay muchas cosas en la naturaleza con ese color. En el semáforo el amarillo es un indicativo de prevención. Al mezclarse, un poco de rojo lo convierte en naranja; con un poco de azul se vuelve verde; y un poco de negro lo ensucia y ahoga.

En la psicología el amarillo tiene más éxito entre los mayores que entre los jóvenes ya que todos los colores luminosos tienen mayor aceptación conforme envejecemos.

Es un poco contradictorio, pues es el color del optimismo, pero también del enojo, la envidia y los celos. Es el color de la iluminación y del entendimiento, pero también el color de los despreciables y traidores.

En cuanto al color naranja, se le relaciona con la juventud y la extraversión, también con las emociones fuertes. Las personas que elijen el naranja son vitales, amantes de la diversión y gozan de una vida social intensa. Ahora hablemos de las frutas y verduras amarillas y naranjas.

Frutas y verduras

Algunos alimentos adquieren tonalidades amarillas y naranjas debido a los pigmentos carotenoides, los cuales son buenos para mejorar el sistema inmunológico y reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, cáncer y problemas de visión; el beta-caroteno es un carotenoide que utiliza el organismo para crear la vitamina A. En éstos alimentos encontramos vitamina C, ácido fólico y minerales como el potasio.

Entre las frutas y verduras con éstas características están las peras, piñas, manzanas, melón, kiwi amarillo, limones, melocotones, naranjas, mangos, papayas, caquis, nectarinas, melón Cantalupo, orejones, batatas, zanahorias, calabazas, pimientos amarillos, maíz y papas.

La piña es originaria de Brasil y Paraguay, pero hoy se consume en todo el mundo gracias a su delicioso sabor y a sus propiedades nutricionales. Es aliada de las personas que quieren adelgazar, pues depura el organismo y quema grasas.

Es rica en hidratos de carbono y da energía por más tiempo, contiene minerales como el hierro, magnesio, yodo, zinc y manganeso. Tiene vitaminas A, del grupo B y C; también tiene antioxidantes que combaten a los radicales libres y retrasan el envejecimiento. Se recomienda piña a personas con celulitis, obesidad o sobrepeso. Tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que resulta muy beneficiosa en casos de artritis.