¡Comparte en tus redes!

Gastos de las mujeres vs. Gastos de los Hombres

 

Gaby Montiel

Gabriela Montiel

El hecho de que la mayoría de los hombres tengan mejores salarios que nosotras, nos hace pensar que por lo tanto ellos tienen más dinero para gastar.

Mientras la mayoría de hombres compran 1 o 2 veces al año la ropa que van a usar en ese periodo de tiempo, las mujeres pasamos por un almacén hoy, vemos unos hermosos zapatos o una linda blusa; y si tenemos dinero en la cartera, no resistimos la tentación de comprarlos enseguida. Es decir, que aunque los hombres compran menos, ellos invierten más dinero porque hacen compras más grandes y nosotras ¡somos unas consumidoras por naturaleza de pequeñas cosas con menor costo!

¡A las mujeres nos encanta la moda! Y aunque los hombres también se interesan en el tema, la verdad es que no se desviven por comprar la última tendencia, para ellos lo más importante es la calidad y duración de lo que adquieren, prefieren una sola que les dure mucho tiempo.

Y qué tal si hablamos de todo lo que gastamos en maquillaje, cremas y accesorios, pero recuerden que ahora los hombres también tienen cremas, desodorantes y hasta tratamientos para el pelo que les sirven solo a ellos.

Ciertamente depende del caso, pues si una mujer está casada y con hijos pequeños, muy seguramente tiene que dividir su tiempo entre el trabajo y el cuidado de los pequeños, lo que claramente afectaría su salario, razón por la cual su esposo sería quien asumiría los gastos más fuertes Pero si una mujer está soltera, es estudiada y tiene experiencia laboral, se compra lo que quiera, cuando quiera y como quiera. Al fin y al cabo cada situación depende del contexto en el que se encuentre.

En qué gastan las mujeres:

Zapatos, bolsas y ropa: Indiscutiblemente es un gasto en dónde la mayoría de las mujeres llevamos la delantera.

Salud: Para mantener una vida saludable, sentirse bien y verse bien; las mujeres nos preocupamos por comer bien, hacer ejercicio, comprar vitaminas, etc.

Belleza: Las mujeres tenemos una visión crítica de nosotras mismas. No es de extrañar que gastemos miles de pesos en maquillaje, tratamientos quirúrgicos o cremas anti edad. Verse bella es tan importante como sentirse bella.

Hogar: Un buen sillón para leer, un electrodoméstico que haría la vida más fácil o una pieza de decoración. Las mujeres invierten dinero para hacer de su casa un hogar.

 

En qué gastan los hombres:

Electrónicos: Actualizaciones, juegos, audios, pantallas, celulares y todo tipo de gadgets son los más requeridos por los hombres; parece ser que es cierto que dicen que nunca dejan de ser niños grandes.

Deportes: Dentro de cada hombre hay un deportista en potencia (o uno frustrado). Comprar boletos para eventos deportivos, pagar por evento en la televisión y artículos de sus equipos favoritos son las compras más comunes.

Autos: A pesar de los altos costos los hombres siguen comprando autos, pero no cualquier auto. Recientes encuestas afirman que el género masculino prefiere los autos grandes, rápidos y de alto rendimiento.

Licor: No es que sean todos alcohólicos, aunque si gastan el doble de dinero en  licor. Con aquello de una cerveza de vez en cuando, una visita al bar con amigos o una noche de fiesta.

En resumen podemos ver que hombres y mujeres tienen distintas prioridades. Por un lado los gastos masculinos tienden a ser compras impulsivas y entretenimiento; mientras el género femenino tiende a enfocarse más a la vanidad y el bienestar personal.

 

Gabriela Montiel