¡Comparte en tus redes!

¿Gastritis? Checa qué antojitos mexicanos no puedes comer

gastritisAunque todo el año sufres tener gastritis, esta noche, justo esta noche, maldecirás el momento en que tu estómago dejó de funcionar correctamente. ¿Por qué? ¡Porque mientras otros cenan quesadillas, sopes, pambazos o flautas, tú debes conformarte con un simple plato de ensalada.

No pretendemos arruinarte tu Noche Mexicana, pero debes estar consciente de que consumir determinados alimentos puede deteriorar más la salud de tu estómago.

Recuerda que la gastritis es la inflamación del revestimiento estomacal. Esta condición suele causar inapetencia, náuseas, vómito, dolor abdominal y hasta sangrado. En algunos casos, la hinchazón puede favorecer la formación de úlceras.

Debido a ello, los especialistas recomiendan no comer:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Tomate
  • Pepino
  • Pimiento
  • Leche entera
  • Frutas con piel
  • Mantequilla
  • Embutidos
  • Chocolate
  • Bollería
  • Quesos curados
  • Refrescos
  • Pimienta
  • Vinagre
  • Mostaza
  • Café
  • Alimentos fritos
  • Alimentos condimentados
  • Salsa
  • Chile
  • Cítricos
  • Leguminosas (fríjoles)

Podríamos seguir, pero no queremos deprimirte, pues prácticamente debes cambiar toda tu dieta. Si no lo haces, puedes empeorar los síntomas y complicar tu enfermedad.

Ten presente que, con los cuidados adecuados, la gastritis en temporal, pero si ignoras las recomendaciones de los médicos, la condición se volverá crónica y jamás podrás saborear un plato de pozole, sin arrepentirte a la media hora.

Así que es momento de ser valiente y mantenerte lejos de:

  • Quesadillas fritas (en general, cualquier cosa frita)
  • Flautas
  • Sopes (huaraches)
  • Pambazos
  • Churros
  • Buñuelos
  • Pozole
  • Tamales
  • Tostadas
  • Chiles en Nogada
  • Tacos de canasta

Pero tranquila, no todo está perdido. Si en verdad tienes ganas de comer algún antojito mexicano, pues preparar tlacoyos o quesadillas a la plancha con queso panela (¡sin salsa!), tamales veganos y pozole de pollo o vegetariano.

Ok,  tal vez no suene tan apetitoso como lo que comerán tus amigos y familiares, pero puedes ponerte creativa e inventar tus propios antojitos. Es más, compártenos tus recetas. Nos encantará probarlas.