Gracias a este alimento podrás decirle adiós a la gripe

¡Comparte en tus redes!

No es un secreto que para gozar de una excelente salud hay que tener una buena alimentación. De hecho, algunas comidas pueden ayudarte a prevenir o curar varias enfermedades. Entre ellas destaca la lechuga, un vegetal odiado por muchos, pero que dentro de sus hojas esconde decenas de beneficios para tu organismo.

Debes tener en cuenta que la lechuga siempre se consume cruda, por lo que no sufre el proceso de cocción que disminuiría o eliminaría sus propiedades. Así que siempre que la comas, estarás recibiendo una gran cantidad de betacarotenos, pectina, fibra, lactucina y vitaminas, A, E, C, B1, B2 y B3; así como calcio, magnesio, potasio y sodio.

Algunos beneficios que recibes al consumir lechuga son:

  1. Antigripal. Este vegetal es un remedio casero básico para aliviar los malestares que ocasiona la gripe, pues fortalece las vías respiratorias.
  2. Calmante. Si sufriste algún golpe o torcedura, la lechuga puede ayudarte a calmar el dolor. Por si fuera poco, este alimento tiene propiedades sedantes y tranquilizantes, por lo que es ideal para controlar problemas de insomnio y apaciguar tus nervios.
  3. Colesterol. Al ser una importante fuente de antioxidantes, este vegetal no sólo retrasa el envejecimiento celular, sino que activa la circulación sanguínea y previene la aparición de arteriosclerosis.
  4. Estómago. La lechuga tiene grandes propiedades digestivas, pues favorece el tránsito intestinal, evita las flatulencias y la inflamación abdominal.
  5. Peso. Si quieres bajar de peso, debes incorporar a este vegetal en tu dieta. La lechuga no sólo es rica en fibra, sino que sólo tiene entre 1 y 50 calorías por porción. Por si fuera poco, genera sensación de saciedad por más tiempo, así que no sufrirás hambre entre comidas.
  6. Cáncer:  De acuerdo con el Instituto Estadounidense del Cáncer y la Sociedad Americana del Cáncer, los alimentos ricos en vitamina A y C pueden prevenir ciertos tipos de cáncer; así que la lechuga debe formar parte de tu dieta.
  7. Embarazo. Se recomienda comer lechuga durante el embarazo, pues su alto contenido de ácido fólico te ayudará a prevenir la anemia megaloblástica.

¿Te animas a incluir este vegetal en tu dieta?