¡Comparte en tus redes!

Hábitos para que a tus hijos no se les piquen los dientes

Es un hecho que lo que los hábitos que le inculcas a tus hijos mientras son pequeños definirán su futuro. Esto aplica desde el simple hecho de recoger sus juguetes hasta lavarse los dientes y cumplir con sus tareas.

Aunque podríamos escribir durante horas sobre los hábitos que debes inculcar y los que debes eliminar, en esta ocasión queremos concentrarnos en los que influyen en su salud bucal.

Independientemente de lo dolorosa y traumante que pueda ser una visita al dentista (¿nunca has tenido pesadillas en las que el sonido de fondo es el taladrito ése? ¡Es horrible!), debes saber que las caries no son un problema menor.

Cuando un diente se pica abres la puerta para que millones de bacterias entren en tu organismo y pudiendo ocasionar todo tipo de enfermedades, la mayoría en el corazón.

Dado que no queremos ponernos todos trágicos y llorar por esas piezas que perdimos, o tenemos cubiertas con amalgamas o resinas, mejor revisemos qué hábitos debes inculcarles a tus hijos para evitar las caries:

  • Agua. Lo peor que puedes hacer en esta vida es enseñarles a tus pequeños a tomar bebidas azucaras. En vez de jugos y refrescos, dales agua simple. Al hacerlo, no sólo cuidas su salud bucal, sino que reduces el riesgo de que desarrollen enfermedades crónicas como la diabetes, el sobrepeso y la obesidad.

 

Hábitos para que a tus hijos no se les piquen los dientes

Hábitos para que a tus hijos no se les piquen los dientes

 

  • Golosinas. Este punto va a ser uno de los más difíciles de lograr. Sobre todo, porque estamos acostumbrados a darles golosinas a cada rato. No se trata de que les prohíbas comer galletas, dulces, postres, helados y demás alimentos con azúcar, sino que les enseñes a hacerlo con moderación y siempre dentro del horario de las comidas. Así, al terminar, se lavarán los dientes y eliminarán los restos de azúcar que pueden picar sus dientes.
  • Frutas y verduras. Los odontólogos recomiendan comer frutas y verduras crudas, como mandarina, plátano, pepino o zanahoria. Éstos ayudarán a mantener sus dientes sanos.
  • Cepillado. Debes asegurarte de que tus pequeños se cepillen correctamente los dientes y que lo hagan siempre después de comer. Esto con el propósito de eliminar bacterias y restos de comida que puedan dañar sus piezas dentales y encías.

Asimismo, los odontólogos recomiendan usar un popote para beber cualquier líquido; sin embargo, no podemos olvidar que estos objetos son un grave problema para el medio ambiente, así que lo más sano para todos es consumir la menor cantidad de azúcar (lo que implica no agregarle endulzante a las bebidas).

¡Ah! Y no puedes olvidar que la mejor forma de educar es con el ejemplo. Si quieres que tus hijos adquieran estos hábitos, debes hacerlo tú también.

 

Notas relacionadas:

Evita las caries desde sus primeros meses de vida. Aquí te decimos cómo hacerlo.

¿Sabes cuándo debes cambiar tu cepillo de dientes? En este enlace te decimos.

Como no basta con lavarse los dientes, aquí te decimos cómo cepillar tu lengua.