¡Comparte en tus redes!

Hablemos de ángeles

Georgette RiveraHace algunos meses fue que hablamos de los arcángeles, ángeles, querubines, serafines, coros, tronos, dominaciones, virtudes y potestades, que son las jerarquías en que se dividen estos seres.  A muchas personas les apasiona el tema y gustan de saber más sobre estos espíritus celestes y, sin embargo, creo que hay ocasiones en las que aún sabiendo tantas cosas de ellos, no  les llaman cuando en realidad los necesitan.

La conexión que debe existir entre los ángeles y tú debe ser diaria y a toda hora; es decir, no dudes en llamarlos para que protejan tu camino cuando vayas a salir de casa, ellos estarán prestos en todo momento para ayudarte así sea la tarea más sencilla. Eventualmente están ahi sin ser convocados, esperando que tú hagas el puente de comunicación y les dejes saber tus necesidades, aunque si te lo preguntas sin que tú les digas, ellos saben lo que te hace falta. La única razón por la que necesitas establecer la relación es para que te acostumbres a sentir su presencia, para que identifiques que se siente cuando están presentes y cuando no lo están; por tal motivo ellos, así como las personas que hay en tu vida, van haciéndote sentir confianza, pues al recibir su ayuda sabes que están ahí, y es así como tu fe va creciendo y los empiezas a llamar en cualquier momento; aunque debería ser al revés, deberías tener fe sin recibir la ayuda pues los milagros ocurren cuando la fe es ciega. Una de las cosas que más les gusta es saber que les tienes tanta confianza, que en tus oraciones los llamas y les asignas tareas para que tu diario acontecer sea más fácil o llevadero, hay cosas como: ángeles ayúdenme a  encontrar tal documento, ¡y ellos lo hacen!, aparece cuando tu tensión e incredulidad bajan notablemente.

Ahora bien, este es un pequeño ejemplo de las situaciones en las que su manifestación está presente; no obstante, hay temas más importantes que puedes encomendarles, como el hecho de que te ayuden a encontrar un lugar de trabajo donde tus fuerzas y habilidades sean suficientes para que recibas un sueldo justo, al mismo tiempo que poder desenvolverte en un ambiente cordial sin competencias desleales de tus compañeros.

Podrás pensar que es mucho pedir, pero si en realidad les dejas que busquen un lugar ideal para ti, lo harán; sabrán que puertas tocar y tú sólo tendrás que agradecer por la ayuda recibida. Entre más te entregues a su guía, más obtendrás de tus ángeles, pues les agrada saber que confías en ellos y tambien la forma de complacerles es haciendo oración y hablándoles desde el corazón, ellos te escuchan y tú con el tiempo sabrás que es así, las cosas que sucedan te harán sentir con   validez lo que te digo el día de hoy.

Ya lo sabes, no hay imposibles para estos mensajeros de Dios, y eso sí, si algo que pides no te es dado es porque tal vez están cuidando tanto de ti que también te están protegiendo; recuerda que están en todas partes y siempre van delante en tu camino.

Bendecida semana

Georgette Rivera.

Georgette Rivera