¡Comparte en tus redes!

Haz que tu perro esté cómodo en tu departamento

perro_en_departamentoEl hecho de vivir en un departamento, o de que tu casa sea pequeña, no debe privarte del placer de tener una mascota. De hecho, puedes adoptar un perro y convertirlo en el integrante de la familia. Eso sí, debes asegurarte de que el peludo sea de talla pequeña o mediana, pues sería un crimen tener un gran danés en un espacio reducido.

Recuerda que al adoptar a un perro adquieres el compromiso de velar por su bienestar, lo cual no sólo se reduce a alimentarlo correctamente y jugar con él, sino que debes proporcionarle un espacio en el que se sienta cómodo.

Sabemos que no cuentas con jardín o patio, por lo que aquí te damos algunas ideas que te ayudarán a que tu nuevo mejor amigo viva plácidamente en tu departamento.

  • Acondiciona el espacio. Aunque vivas en un departamento pequeño, tu perro necesita un espacio en el que pueda desenvolverse con independencia y se sienta seguro, así que dejarlo en la azotea o el balcón queda descartado. Déjalo estar dentro de tu hogar, pero hazle saber qué lugares están prohibidos (como la cama y los sillones). Deberás retirar cualquier mueble, adorno, planta u objeto que pueda tirar o que pueda causarle algún daño.
  • Vecinos. Las quejas de los vecinos son uno de los grandes problemas de tener un perro cuando vives en un departamento, pues sus ladridos y aullidos pueden ser bastante molestos, sobre todo a la mitad de la noche. Para evitar esta situación te sugerimos que le proveas a tu mejor amigo alguna actividad física para que libere energía y el aburrimiento no lo haga ladrar cuando no estás. Puedes llevarlo al parque a correr (con lo cual ambos harían ejercicio) u organizar una cita de juegos con otros perros. Créenos que al regresar a casa estará tan cansado que sólo querrá dormir. Es importante que, si tu perro hace del baño en las escaleras, el patio u otra área común, siempre limpies.
  • Asígnale un lugar. Así como tú tienes una recámara para descansar y guardar tus pertenencias, tu perro también necesita un lugar en el que pueda dormir y tener sus juguetes. Procura que sea el mismo espacio en el que coloques su agua y comida. Asegúrate de que siempre esté limpio.
  • Rutina. Para evitar que tu perro sea destructivo y manifieste síntomas de ansiedad o depresión, deberás crearle una rutina. La clave para que este punto funcione es que siempre cumplas con el plan. La rutina incluye salidas a pasear, ir al baño, horas de juego, tiempo para comer y dormir.

No olvides que, a partir de ahora, ese angelito peludo depende de ti, así que debes comprometerte a darle los cuidados necesarios para que sea feliz.