¡Comparte en tus redes!

#HazloTúMismo y ten un jardín hidropónico en casa

jardinhidroponicoLa falta de espacio no tiene por qué ser un problema o limitante para que tengas un jardín o huerto en casa. De hecho, existe una técnica de agricultura que te permitirá sembrar cualquier planta usando sólo agua. Se trata de la hidroponía o agricultura hidropónica.

Los jardines hidropónicos son especiales para interiores porque utilizan poco espacio, no necesitan suelo, son fáciles de atender, y son especiales para sembrar vegetales.

Si quieres construir tu propio jardín hidropónico, necesitas:

  • 1 bandeja de germinación o un tubo cerrado
  • Luz natural o artificial.
  • Una base de fibra de coco.
  • Grava o piedra.
  • Nutrientes.
  • Semillas.

Procedimiento para armar tu jardín hidropónico

  1. Toma la bandeja y coloca una cama de grava o piedra. Asegúrate que ésta sea de tamaño mediano. Esto facilitará que las raíces se sostengan.
  2. Agrega una capa de fibra de coco.
  3. Abre algunos canales en la fibra para colocar las semillas.
  4. En cuanto las semillas estén en su lugar, cierra los canales y riega la bandeja, hasta que la fibra de coco esté completamente húmeda.
  5. Dependiendo del tipo de planta, los nutrientes se agregan con mayor o menor frecuencia, permitiendo que las raíces puedan absorberlos.
  6. Asegúrate que la bandeja quede en un lugar en el que reciba la mayor cantidad de luz natural. Si no es posible, coloca unas lámparas sobre ella. Recuerda que la luz es necesaria para el crecimiento de las plantas.

Para asegurarte de que tus plantas crezcan correctamente, deberás medir constantemente el pH del sustrato en el que las has sembrado. No te preocupes. Es un procedimiento muy sencillo:

  1. Toma una muestra de la fibra de coco y colócala en un vaso de vidrio.
  2. Agrega vinagre.
  3. Esto producirá una efervescencia fuerte si el suelo es alcalino, una efervescencia muy leve en tierras neutras, o permanecerá inalterado en suelos ácidos.
  4. Los expertos recomiendan que el pH de tu sustrato sea neutro.
  5. Recuerda que el pH de la tierra o fibra de coco variará en función de la cantidad y frecuencia con la que agregues los nutrientes a tu jardín hidropónico.

¿Ves que sencillo es tener un jardín hidropónico?