¡Comparte en tus redes!

Es un hecho, tu pareja está harta de ti

pareja_hartaSuponer que tu relación no duraría para siempre y que llegaría un momento en el que tu pareja ya no te amaría era lo más absurdo del mundo. Al menos eso parecía al principio, cuando aún estaban en plena luna de miel y lo único que te importaba era hacerla feliz.

Ahora que el tiempo ha pasado, ya no estás tan seguro de que el suyo sea un amor de cuento de hadas. De hecho, dudas de que lleguen siquiera a fin de mes juntos.

Como realmente somos enemigos de que te aferres a una relación sin futuro y a que sigas perdiendo tu tiempo, aquí te dejamos algunas señales que te dirán si tu pareja está harta de ti:

  • Casi no se tocan. ¿Hace cuánto que no tienen un momento de intimidad? ¿Aún se toman de la mano cuando caminan por la calle? Recuerda que el tacto ayuda a liberar oxitocina, una hormona que favorece la conexión entre dos personas. Si tu pareja ha perdido el interés de estar cerca de ti, evita besarte y ya no tienen relaciones sexuales, será mejor que te hagas a la idea de que todo acabó.
  • Vidas paralelas. Si tu pareja sale constantemente con sus amigos, toma cursos y hace viajes sin ti, hasta llegar al punto de que parece que tiene una vida paralela, será mejor que suenes las alarmas. Está más que claro que ya no figuras en sus prioridades.
  • Conversaciones monotemáticas. ¿Cada cuánto conversan? ¿Cuándo lo hacen, de qué hablan? Si sólo hablan de los gastos de la casa, las mascotas y/o los hijos, es claro que hay un problema. Su relación se ha vuelto tan superficial, que ya ni siquiera les interesa convivir o saber siquiera cómo les fue en el trabajo.
  • Sarcasmo. Si tu pareja ha adoptado el sarcasmo como método para comunicarse y aprovecha cualquier ocasión para echarte en cara tus errores, es obvio que tu relación ya no tiene futuro. El respeto se ha perdido, así que es mejor que agarres tus cosas y continúes con tu vida.

¿Has detectado alguna de estas señales? Presta atención a cualquier cambio y evalúa si no es demasiado tarde para arreglar las cosas.