¡Comparte en tus redes!

Cómo hacer que tu hijo pierda el odio al inglés

En algún momento de la vida tu hijo comenzó a odiar este idioma y no desea estudiarlo, no quiere hacer nada que tenga que ver con este idioma, esa aversión por el idioma podría hacer que se le compliquen varias cosas en su vida académica y profesional. Te damos algunas ideas que le ayudarán a tu hijo a cambiar de actitud en cuanto al aprendizaje de este idioma.

1.- Habla con él. Una charla amigable te ayudará a entender por qué razón tu hijo no desea aprender inglés, puede ser que su maestro le caiga mal, que se le dificulta y lo quiere ocultar diciendo: "no me gusta", descubre cuál es la razón y cuando lo averigües anímalo a estudiar ese idioma, háblale de las cosas positivas de aprender inglés y de las cosas que podrían mejorar en su vida si sabe este idioma.

2.- Música. Su música favorita puede estar en inglés, sugiérele que traduzca sus canciones favoritas, eso podría ayudarlo a mejorar en esta materia.

3.- Ayuda extra. Inscríbelo a cursos especializados de inglés, en ese lugar hará nuevos amigos, conocerá más del idioma y aprenderá más, este tipo de escuelas lo ayudarán a olvidar el odio que le tenía a este idioma. No es necesario que pagues una escuela costosa, hay universidades públicas que ofrecen cursos de inglés a costos accesibles.

Cómo hacer que tu hijo pierda el odio al inglés

Cómo hacer que tu hijo pierda el odio al inglés

4.- Práctica diaria. Los mejores estudiantes practican todos los días, una forma de hacerlo es convirtiendo el inglés en un hábito divertido, práctico y conveniente. Recomiéndale a tu hijo ver programas en inglés, mirar películas y escuchar música en inglés.

5.- Conversar. Si vives en un lugar frecuentado por turistas de habla inglesa, como es el caso del centro de la Ciudad de México, aprovecha e invita a tu hijo a que platique con ellos, de esta manera mejorará su inglés y descubrirá que no es algo tan complicado.

6.- Gente que lo apoye. Muchos de sus amigos pueden ayudar a tu hijo a mejorar el inglés, busca a gente que anime a tu hijo a hablar inglés, que no sólo critique, sino que lo ayude a entender sus equivocaciones y frustraciones.

7.- Incentivos. Ayuda a tu hijo a mejorar su inglés premiándolo con cada logro o avance importante que tenga en este idioma.

Cosas que preocupan a los padres de hijos adolescentes, en este enlace.

Qué hacer para que tu hijo sea un Albert Einstein, aquí.

¿Sugar baby? Tu hija podría estar prostituyéndose y no lo sabes, en este enlace.