Home office, el secreto para ser feliz en el trabajo

¡Comparte en tus redes!

Lunes, 6:00 de la mañana. Suena la alarma del despertador. Es hora de comenzar una nueva semana de trabajo, pero por alguna extraña razón, la idea no te entusiasma.

Tal vez, la idea de pasar hora y media en el transporte público influya en tu desánimo. Puede ser que todo se deba a que te resulta horrible el hecho de permanecer ocho horas encerrado en una oficina.

Afortunadamente, gracias a la tecnología, hoy en día existe una opción de empleo que te librará de todos estos tormentos. Desde hace algunos años, muchas personas han encontrado en el home office la manera de ser feliz con su trabajo.

El home office o trabajo desde casa ofrece amplios beneficios al trabajador y a la empresa para la que labora. El empleado reduce gastos de traslado y comida, a la vez que puede combinar actividades profesionales y personales.

Ser flexible con los horarios y lugares de trabajo, le permite a las compañías obtener mejores resultados de sus trabajadores, a la vez que economizan en recursos e instalaciones.

Lo cierto es que no todo es miel sobre hojuelas. Estar en un ambiente familiar puede favorecer que te distraigas con facilidad. De ahí que el elemento más importante para el home office es la disciplina. Es indispensable fijar horarios, de otra manera, tus asuntos personales terminarán por consumir tu tiempo laboral.

Lamentablemente, no todos los trabajos pueden realizarse a distancia. De momento, sólo algunas profesionistas pueden trabajar desde casa. Se trata en su mayoría de: redactores, diseñadores, contadores, personal de soporte técnico y profesores de cursos en línea, por mencionar algunos.

Algunas consejos para no fracasar en esta modalidad de trabajo a distancia son:

  1. Diariamente, realiza listas de las tareas a desarrollar. Organiza las actividades según su nivel de importancia.
  2. Establece horarios para trabajar y descansar.
  3. Dado que no contarás con un equipo de soporte técnico que te ayude a resolver crisis, asegúrate de aprender los conceptos básicos de tecnología.

 

Fuente: OCC Mundial, Universia, Alto Nivel, El Empresario