¡Comparte en tus redes!

HOTELES PERRONES: VIAJA SIN DESCUIDAR A TU MASCOTA

Las mascotas son un miembro más de la familia , a las que de alguna forma podemos evitar personalizarlas, para no robarles su naturaleza animal; sin embargo, ello no significa que cuidar de ellas de una manera especial y cariñosa, sea una manera enfermiza de demostrarles nuestro afecto.

PERROSS

Todo lo contrario, durante la cotidianidad, algunos momentos se complican, en especial cuando por alguna situación, llámese viaje de negocios, vacaciones o la aparición de algún imprevisto familiar, nos hacen estar fuera de casa por largos periodos. Cuando eso ocurre, un dueño responsable, piensa en sus mascotas, dando especial atención en cómo se las arreglará para que los días que esté fuera de casa, no existan inconvenientes ni con los vecinos y mucho menos con el cuidado del perro en cuestión.

Si eres uno de esos dueños cuidadosos y amorosos, estamos seguros de que esta lista de los 3 mejores hoteles para perros en la CDMX, te será de gran utilidad en tu siguiente aventura.

Casa Luna Pets Club

Además de hotel, es también gym, estética, consultorio y escuela ¡súper integral! Si vives por los rumbos de Clavería, en Azcapotzalco, este lugar seguro les fascinará a tí y a tu querida mascota.

Nuugi Hotel Boutique y Hospital Veterinario

Con dos centros de atención en D.F. y uno en Cholula, Puebla, Nuugi cuenta con excelentes instalaciones de hotel para perros y gatos , además de una gran variedad de complementos súper exclusivos y alimentos premium que harán sentir a tu mascota como si nunca te hubieras ido.

Smart Dogs

Si vives por el Sur de la ciudad, este hotel boutique cuenta con espacios especiales y acondicionados con cobijitas, camas y amplios espacios libres para que tu mascota los disfrute sin estrés y en compañía de los demás huéspedes. ¿qué tal?

Como podrás ver, la realidad ha superado a la ficción y hoy los hoteles para perros son una realidad, que seguramente a muchos les serán de gran utilidad en materia de cuidados y seguridad al salir de viaje, sin el pesar de abandonar a la mascota a su suerte. ¿Qué tal?