¡Comparte en tus redes!

Hoy me perdono

Angie SaizDesde que somos pequeños nos enseñan que debemos de pedir perdón cada vez que hacemos daño o algo que no está bien, pero siempre todo es hacia afuera, hacia los demás. ¿Qué pasa con nosotros?

Antes de pedir perdón a los demás es importante empezar por nosotros mismos, cuando sanamos el corazón muchas puertas se abren en todos los sentidos.

En una hoja blanca con una pluma o plumón morado vas a escribir esto.

 

Desde lo más profundo de mi corazón hoy estoy [email protected] a perdonarme.

-Perdonarme por no ponerme como prioridad en mi vida.

-Perdonarme por aceptar estar en relaciones tormentosas.

-Perdonarme por no comer a mis horas y dejarme al final. 

-Perdonarme por descuidar mi cuerpo físico.

-Perdonarme por permitir gritos y malos tratos.

-Perdonarme por esperar [email protected] llamadas o mensajes.

-Perdonarme por dejar que los demás se burlen o me usen como bufón. 

-Perdonarme por darle permiso a los demás para hacerme enojar.

-Perdonarme por dejar mis sueños por ir tras los de otros.

-Perdonarme por cagar culpas, miedos, inseguridades, tristezas etc... 

Y cualquier emoción del pasado y hacer que mi camino sea pesado.

-Perdonarme por llorar en silencio porque alguien se burlo de mí.

-Perdonarme por no valorarme y no enseñarle a otros a que lo hicieran.

-Perdonarme por dejar que el tiempo pase, esperando que esa persona se fije en mi.

-Perdonarme por darle el control a los demás para decidir que quieren en su vida y sobre eso, tomar decisiones en mi vida.

-Perdonarme por no querer convivir conmigo y descubrir que soy mi mejor amigo 

-Perdonarme por no querer estar a solas conmigo, escuchar a mi corazón y conocerme mejor.

-Perdonarme por dejar que las drogas, alcohol o cigarros pongan en peligro mi salud y mi vida.

-Perdonarme por manejar distraído o ir contestando mensajes, sabiendo que puedo provocar un accidente. 

-Perdonarme por no atender el llamado de mis emociones y esperar hasta que ya se convierten en enfermedad.

-Perdonarme por buscarme parejas complicadas.

-Perdonarme por no hacer escombro de lo que ya no sirve y decidirme a soltarlo y dejarlo ir.

-Perdonarme por siempre darle gusto a los demás, sin importar lo que yo deseo.

-Perdonarme por aceptar personas en mi vida que no me aportan nada y solo me perjudican.

-Perdonarme por no darme tiempo para despertar y trabajar mi parte espiritual.

-Perdonarme por no apapacharme, consentirme y darme el amor que merezco.

-Perdonarme por conformarme con personas que no deseo solo por no estar [email protected]

-Perdonarme por no reconocer mis logros como algo maravilloso y grandioso.

-Perdonarme por exigirme demasiado y no agradecer en lo que me he convertido hoy.

-Perdonarme por hacer cosas que no me gustan por convivir o ser aceptado dentro de un grupo.

-Perdonarme por querer competir y tratar de ser mejor que los demás.

-Perdonarme por no darme cuenta que con la única persona que me puedo comparar es conmigo, ver cómo estaba ayer y como estoy hoy.

-Perdonarme por no darme tiempo para hacer y disfrutar las cosas que me gustan por vivir deprisa haciendo cosas de trabajo o con amigos.

 

Mientras haces tu lista, prende una vela de color morado o blanco, le vas a escribir tu nombre completo hasta arriba y después vas a escribir en la vela en 3 lados, me perdono, me perdono, me perdono.

Vas a ir repitiendo cada una de las cosas que acabas de leer y puedes escribir más cosas que sientas que te debes de perdonar.

La vela la vas a colocar sobre un plato morado o blanco, redondo, simbolizando este ciclo nuevo que empiezas. Trata de que sea de barro, cerámica o vidrio.

Mientras está la vela prendida y lo vas leyendo, vete visualizando como esa luz blanca entra por todo tu cuerpo y vas liberándote de todas esas cargas. Deja que la vela se consuma por completo. La lista la puedes poner a la vista o guardarla en donde la veas seguido para recuerdes que la prioridad siempre eres tu, no podemos dar lo que no tenemos. 

Lo puedes hacer cualquier día, de preferencia en la noche con la energía de la luna. Pídete perdón de corazón y de hoy en adelante ábrete a las bodas hermosas de la vida, recordando no dañar a nada ni a nadie incluyéndote a ti mismo.

 

Bendiciones )0(

Angie Saiz