¡Comparte en tus redes!

Hubieras querido saber estas cosas antes de casarte

antes_de_casarteLlegar al altar es un momento decisivo en la vida de cualquier persona, y no, no lo estamos diciendo desde un punto de vista romántico. El “se casaron y fueron felices para siempre” sólo existe en los cuentos de hadas. La realidad puede ser devastadora.

Después de unos años, tal vez meses, la luna de miel se acaba y lo que prometía ser la mejor etapa de tu vida se convierte en una situación insufrible. Sus ronquidos, los pelos en la regadera, la ropa tirada, sus amigotes, ¡su mamá!... simplemente no puedes más. ¡Ojalá alguien te hubiera dicho que no iba a ser sencillo!

Como tú, millones de personas en todo el mundo hubieran querido prestar menos atención a los detalles de la boda y concentrarse en lo que sería el matrimonio y lo que implicaría la convivencia diaria.

Para muestra un botón. Aquí te dejamos una lista de cosas que estamos seguros hubieras querido saber antes de casarte.

  • No existe el amor eterno. A pesar de que lo hayas prometido ante el altar (o un juez), no existe ninguna garantía de que siempre amarás a tu pareja de la misma manera que el día que se casaron. La convivencia diaria y la atención que den a su relación fortalecerá o debilitará lo que sienten el uno por el otro.
  • Los hijos no unen a la pareja. La llegada de un bebé siempre es motivo de alegría, pero no deja de ser un reto para la pareja. De un momento a otro, su relación pasa a segundo plano y lo único que importa es el bienestar del pequeño. De hecho, los especialistas aseguran que los primeros dos años del niño son los más difíciles para la pareja; sin embargo, es importante que detecten el problema y no permitan que esta etapa marque el futuro de su relación.
  • No tendrás sexo frecuentemente. Seguramente, antes de casarte tenías una vida sexual muy activa. Tu pareja y tú tenían tanto sexo como era posible; sin embargo, con el matrimonio las cosas cambias. Llegará el momento en que tu libido no coincida con el de él y dejará de preocuparles el si hacen o no el amor. Existen miles de razones para que el deseo sexual disminuya, por lo que deben encontrar la manera de renovar el fuego de su relación.
  • Los detalles desaparecen. No será inmediatamente, pero todos esos detalles que tu pareja tenía desaparecerán. Lo mismo ocurrirá contigo. Ya no tendrás la necesidad de mandarle mensajes para decirle lo mucho que lo amas o que lo extrañas. No creemos que esto se deba a que ya no te interesa, sino que das por hecho que él estará contigo siempre, ¿para qué esforzarse entonces? ¡Error! Todos los días deben enamorarse y recordar por qué están juntos.
  • Todo es motivo de discusión. Mientras durante su noviazgo prácticamente no discutían, hoy pelean hasta por la pasta de dientes y el rollo del papel de baño. Obviamente, la convivencia con otro ser humano nunca es sencilla, pero debes recordar que aprender a negociar es el secreto para que una relación triunfe.

¿Qué otras cosas te hubiera gustado saber antes de casarte?