¡Comparte en tus redes!

Ideas para arreglar un enchufe

Ideas para arreglar un enchufe

Ideas para arreglar un enchufe

Los contactos de tu casa se pueden averiar, así que siempre es bueno saber cómo repararlos o sustituirlos por otros. La buena noticia es que algunas talachas las puedes hacer tú mismo y no  es necesario llamar a los expertos. Pero cuidado, realiza estos trabajos en condiciones de seguridad.

1.- Échale un ojito. Revisa que tus cables, enchufes y demás cosas estén en buen estado, es mejor que no haya un cable pelado por ahí. Las clavijas y enchufes se estropean con el tiempo, se queman o se rompen. Para que te duren más los contactos no los pongas cerca de una fuente de calor como la calefacción, pues el aislante que los cubre podría derretirse, esto podría provocar una descarga y hasta un incendio. Usa extensiones si necesitas varias tomas de corriente; desconecta lo que no uses y al hacerlo no tires del cable, sino de la clavija; no suspendas el peso de los aparatos; separa las patas de la clavija si queda floja al conectarla.

2.- Sin electricidad. Corta la corriente eléctrica antes de manipular el enchufe o cualquier aparato eléctrico.

3.- Ten a la mano tus herramientas. Las herramientas de cajón para estas reparaciones son: destornillador, navaja o pelacables, clavija, enchufe y cables.

4.- Averigua el problema. Puede ser que el enchufe esté roto de alguna parte, desmontar lo que está sobre la pared y reemplazar lo deteriorado, sólo necesitas aflojar los tornillos, poner el otro y ajustarlo. ¡Cosa sencilla!

5.- El estado de los cables. Tienen que estar bien ajustados a los bordes, afloja los tornillos que los mantienen unidos y adhiérelos bien (repetimos, antes tuviste que quitar la energía eléctrica), fija nuevamente los tornillos, atornilla la tapa y listo. Si el desperfecto es más serio llama al electricista.

6.- Clavija. Si esta vieja o muy estropeada cámbiala, corta el cable justo donde nace la clavija, pela el aislante a un centímetro, abre la nueva sacando el tornillo que mantiene las dos mitades unidas. Encuentra dos bordes y pon ahí los cables, ajústalos con los tornillos de sujeción, una las dos caras y la clavija queda lista cuando la atornilles.

7.- Cables. Cuando se rompe puedes reparar la zona dañada cortando a la altura del conector, pela con la cuchilla a un centímetro el aislante protector, enrolla los hilos sueltos, que no quede ninguno suelto, dóblalos y mételos en el conector para engancharlos a los bornes, checa que no queden zonas peladas al descubierto (no sea que alguien vaya a bailar la chiripiorca y olvídate), al terminar la instalación tira suavemente de ellos para ver que se han fijado bien, o sea que no haya posibilidades de soltarse de los bornes y aparezcan cables pelados.

Organiza las tareas de la casa y evita enojos, aquí.

Lo que debes tener en cuenta al contratar un seguro de auto, aquí.

Los colores de la casa y tu estado de ánimo, aquí.