¡Comparte en tus redes!

Ideas para combatir el cutis grasoso

Ideas para combatir el cutis grasoso

Ideas para combatir el cutis grasoso

A nadie le gusta tener la piel brillosa, es incómodo, te hace ver mal y te provoca muchos momentos incómodos, además de que te hace ver menos atractivo(a), por eso es conveniente tener a la mano algunas ideas para combatir el cutis grasoso.

1.- Ejercicio. Si tienes la piel grasosa te conviene practicar un deporte, sudar mediante el ejercicio te ayudará a eliminar toxinas que se acumulan en la piel y que provocan el cutis grasoso, los poros de tu piel se limpiarán. Si no tienes mucho tiempo te recomendamos actividad física de 30 minutos a una hora tres veces a la semana. Para tener éxito elige una activiad que sea de tu agrado.

2.- Jugo de naranja. Si tomas en ayunas el jugo de dos naranjas notarás el cambio en tu piel en dos semanas, estará con menos grasa, la naranja contiene antioxidantes y nutrientes que mejoran la salud de tu piel.

3.- Toallas desechables. En la farmacia venden toallas desechables para retirar la grasa de la cara, puede ser una ayuda rápida en momentos de urgencia, por ejemplo atender a un cliente especial en el trabajo.

4.- Usa jabón neutro. Elige un jabón neutro y prescinde de los jabones con muchos aceites o perfumados. Los jabones neutros no perjudican tanto tu piel.

5.- No laves tanto tu rostro. Cuando una persona tiene la piel grasosa se ve tentada a lavarse el rostro cada vez que nota el brillo, pero hacerlo demasiado puede ser contraproducente, lavarse mucho el rostro, por ejemplo más de tres veces en un día, hace que la piel se estimule y produzca más grasa.

6.- Alimentación sana. El aspecto de tu piel puede mejorar si te animas a comer de forma más saludable, come más frutas y verduras y fibra, come cereales integrales, legumbres y frutos secos, bebe mucha agua y evita frituras, carnes rojas y comida rápida.

7.- Elimina el estrés. El estrés es uno de los principales causantes del cutis grasoso, el mal manejo de las emociones provoca tensión, tus músculos se contraen y eso provoca que los poros segreguen la grasa, lo que te genera más brillo en la piel y riesgos de acné, espinillas y barros. Procura relajarte más y descansar las horas correctas.