Ideas para cortarte las uñas de los pies

¡Comparte en tus redes!

Cortarse las uñas de los pies puede parecer algo tan cotidiano que solemos restarle la importancia debida, sin embargo los pies son parte importante de nuestro cuerpo y un incorrecto corte de uñas nos podría traer consecuencias desagradables. Por ejemplo, una uña mal cortada puede infectarse, deformarse o quebrarse cerca de la piel, cosas que pueden ser dolorosas. Además, cortarse de manera incorrecta puede provocar inflamaciones, infecciones y la aparición de hongos. Para evitar éstos problemas te damos siete ideas para cortarte las uñas de los pies.

1.- El mejor momento para cortarse las uñas es después de haberte bañado, pues en éste momento las uñas se reblandecen y es más fácil cortarlas. Levanta tus pies a una zona cómoda y con bastante luz, para que pueda ser posible una buena y cómoda visibilidad.

2.- Ya que estás preparado, toma un cortaúñas, lo ideal es que tengas uno para las uñas de los pies y otros para las uñas de las manos. Desinfecta con alcohol tu cortaúñas antes y después de usarlo. Protege la superficie con una toalla, trapo o sábana debajo de tus pies, es muy desagradable lastimarse por uñas que quedan tiradas en el suelo, además de que puede ser peligroso.

3.- A cortar se ha dicho. Si tus uñas son muy gruesas, puedes ablandarlas sumergiendo tus pies sobre agua caliente durante 15 minutos. Los cortes deben ser en forma recta, cuadrada. No las cortes en forma curva. Evita cortar las esquinas, si lo haces la uña puede encarnarse y originar uñas enterradas.

4.- No las cortes demasiado. El corte no debe ser tan cerca de donde se une la uña con el dedo (la zona en donde se adhiere con la piel), pues precisamente su función es protegerte, sería ilógico quitarte esa protección. Además, cortarlas demasiado te causará ardor y dolor, evítalo. Deja al menos dos milímetros de distancia.

5.- Al terminar de cortarlas. Una vez que ya terminaste de realizar tus cortes, límalas suavemente respetando la forma que quedó y evitando que queden picos, pues éstos podrían lastimarte, rosar o cortar la piel de los dedos.

6.- Evita cortar las cutículas. Usa un palito para remover éstas partes y empujarlas hacia atrás. Luego, aplica una crema hidratante en la zona de las cutículas para proteger la piel y suavizarla. También puedes aplicar un removedor de cutícula, puedes cortarla a nivel de la superficie y luego moverla hacia atrás.

7.- Vuelve a lavar los pies. Recuerda que al terminar debes de limpiar tu cortaúñas, lava también tus pies, sécalos bien y aplica crema o talco. Estar descalzo de vez en cuando te ayudará a darles un respiro a los pies y a evitar la aparición de hongos.

Nota importante

Si has estado cortando mal tus uñas y están deformadas, lo ideal es que visites al podólogo para que te den el tratamiento adecuado. Para evitar las uñas encarnadas evita los zapatos ajustados y los zapatos de punta. También se provocan por jugar futbol, incluso aparecen por herencia genética.

Las señales de una uña encarnada son el enrojecimiento e hinchazón de la zona, puede haber infección y hasta pus.

La forma correcta de tratar las uñas encarnadas: Remoja los pies en agua tibia mezclada con sal gruesa para ablandar la zona y retírala usando una pinza, para evitar que se vuelva a encarnar. Si no puedes cortarte las uñas de manera adecuada procura visitar a un profesional.